Violeta Mangriñán cuenta que Fabio Colloricchio sigue teniendo una cicatriz de una lesión que se hizo en 'Supervivientes'

Violeta Mangriñán y Belén Rodríguez, en 'Supervivientes'.
Violeta Mangriñán y Belén Rodríguez, en 'Supervivientes'.
Mediaset

Este domingo, Telecinco emitió Supervivientes: conexión Honduras, una gala presentada por Jordi González. En ella, además de que se salvó Alejandro Albalá de la nominación, tuvo lugar una de las pruebas de recompensa más duras hasta la fecha. 

En ella y por equipos, los concursantes tenían que tirar de una fuerte goma para coger unas piezas que después debían encajar sobre una columna de madera. En este reto, dos eran los factores decisivos: la fuerza y el trabajo en equipo.

Esta misma mecánica pero en distintas pruebas, como tirar entre dos adversarios y ponerse uno a cada extremo de la cuerda, se ha visto en otras ediciones. El programa cuenta con colaboradores entre los que hay varios exconcursantes, como Gloria Camila Ortega y Violeta Mangriñán, que recordaron su experiencia.

Esta última, contó que en su edición se hizo de manera individual, y que su novio, al que conoció en el concurso, Fabrio Colloricchio, aún tiene una cicatriz de la prueba. "Mi novio todavía tiene una cicatriz aquí de arrastrarse, incluso se quemó", dijo, señalando su cadera. 

"Es una prueba de las más heavys. Lo que pasa es que es fuerza, fuerza y fuerza. Yo recuerdo que me tocó con Dakota Tárraga y Mahi Masegosa, y pensé que no tenía nada que hacer", comentó.

La influencer añadió que se trataba de una prueba especialmente complicada para las personas delgadas, y el ganador de Supervivientes 2020, Jorge, declaró: "La dificultad es que aparte de la goma, que se tensa, haces el esfuerzo sobre la arena. Es super complicado". Por último, Gloria Camila hizo mención a los mareos que provocaba la prueba, pues se pasaba de ejercer una gran fuerza a ser arrastrada por la cuerda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento