El PP subraya que las elecciones de Madrid muestran un rechazo de la ciudadanía al sanchismo

El presidente del PP en Zaragoza, Ramón Celma, ha detallado que en las últimas elecciones en Madrid "la gente ha hablado con mucha fuerza" y ha dicho que "no quiere el sanchismo". En este contexto, los populares han lamentado la mala gestión que ha realizado el Gobierno central de la crisis sanitaria.
El PP subraya que las elecciones de Madrid muestran un rechazo de la ciudadanía al sanchismo
El PP subraya que las elecciones de Madrid muestran un rechazo de la ciudadanía al sanchismo
20M EP

En una rueda de prensa este viernes en la sede del PP en Aragón, acompañado por el diputado en el Congreso por la provincia de Zaragoza, Eloy Suárez, y por el senador José Manuel Aranda, ha remarcado que la ciudadanía ha mostrado su rechazo a "todos los que siguen a Pedro Sánchez" y ha aseverado que ya han empezado a salir "de todas las instituciones".

"Así continuará, hasta que salgan de Moncloa y también de nuestra tierra", ha zanjado. En la misma línea, el diputado Eloy Suárez ha destacado que el resultado electoral del pasado martes fue una reacción a "una gestión sanitaria caótica y una gestión económica pésima".

"Los ciudadanos han hablando y no les gusta lo que se ha hecho". Asimismo, ha considerado que el propio Pedro Sánchez fue el que planteó esta campaña autonómica en clave nacional: "Esto tiene consecuencias, entre ellas que las fuerzas políticas que irrumpieron hace siete años hoy están en declive, Cs y Podemos han sido fuertemente castigados, y, además, Sánchez ha tenido una censura importante".

Ramón Celma ha considerado que esto no es "casual", ya que hay "hartazgo" de cómo se está planteando la cogobernanza con las comunidades autónomas y de que no llegan las ayudas del plan de recuperación de la crisis sanitaria.

9 DE MAYO

Eloy Suárez ha recordado que el día 9 de mayo se acaba el estado de alarma y "esa cogobernanza en la que Sánchez tanto ha insistido realmente ha devenido completamente inútil". Por ello, el PP ha decidido presentar una proposición de ley orgánica de medidas especiales, con el fin de controlar enfermedades transmisibles a través de una modificación de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de medidas especiales en materia de salud pública.

El texto presentado habla de que, en el marco de la citada norma, las administraciones públicas puedan realizar acciones preventivas generales, adoptar medidas oportunas para el control de los enfermos y de sus contacto, como el sometimiento a observación de salud pública, a cuarentena o a aislamiento y tratamiento cuando proceda.

También señala la posibilidad de controlar y limitar entradas y salidas de la zona afectada o amenazada, lo que podría afectar al derecho a la libre circulación y deambulación por vías públicas y al derecho de reunión.

Suárez ha explicado que el PP ya advirtió hace tiempo a Sánchez de que hacía falta modificar las leyes sanitarias, ya que no había mecanismos suficientes para seguir manteniendo "el estado de alarma permanente y constante".

Ha expuesto que en agosto de 2020 los populares ya presentaron una proposición de ley de protección de la salud de los derechos y libertades fundamentales. "Aquella iniciativa fue debatida y se tumbó en el Congreso de los Diputados, mientras Sánchez dijo que haría las modificaciones oportunas".

Pero, según Suárez, no las ha hecho, lo que ha llevado al PP a presentar en abril otra iniciativa "muy similar", que solo contenía algunas modificaciones.

NO ES RAZONABLE

El diputado del PP ha esgrimido que en España la pandemia se ha solventado con un estado de alarma "cosa que no ha sucedido en otros países de Europa", donde lo que se hizo fue revisar la normativa sanitaria. "Esta excepcionalidad que tanto le gusta al presidente del Gobierno no es razonable".

"No se puede pretenden seguir de forma permanente en el estado de alarma. Se gobierna muy bien, con decretos leyes, hemos visto como se han suprimido determinados controles, incluso el portal de transparencia, en definitiva, hemos visto como muchos de los derechos fundamentales se ponían en duda".

Por ello, Suárez ha considerado que va siendo hora de abandonar el estado de alarma "que Sánchez querría seguir manteniendo" y que "ahora espera que sean las comunidades autónomas, la ciudadanía, las que se lo pidan, porque no hay mecanismos para resolver el problema".

DICTAMEN DEL CONSEJO DE ESTADO

Eloy Suárez ha relatado que la iniciativa que en estos momentos ha planteado el PP tienen en cuenta un dictamen del Consejo de Estado que se emitió recientemente, en la que se dice que el artículo 43 y la Ley Orgánica de Salud Pública y Medidas Especiales son dos mecanismos que, con determinadas modificaciones legales, podrían servir de base para adoptar medidas sanitarias.

Con la ley que hay ahora, se pueden tomar medidas con la persona que tiene la enfermedad, pero no con carácter preventivo y ahí es donde encaja la propuesta del PP.

"Este sería el paso intermedio para poder resolver el problema, porque no nos olvidemos que no se va a poder solventar sin la intervención de los tribunales, que son, en definitiva, quienes tienen que controlar el respeto al estado de derecho y las libertades y derechos fundamentales de los ciudadanos".

TRIBUNAL SUPREMO

El diputado nacional del PP se ha referido al decreto-ley que ha sacado el Gobierno de España por el que deja en manos del Tribunal Supremo decidir sobre las restricciones tras el estado de alarma: "Es un auténtico despropósito".

"Sánchez, que no ha querido asumir la responsabilidad de la pandemia en ningún momento, no contento con endosarle a las comunidades autónomas el problema, ahora la única parte que le queda a él se la quiere endosar al Tribunal Supremo", que ha avanzado en un informe interno que no tiene "ningún sentido" que a un órgano judicial se le haga copartícipe de unas decisiones administrativas, ha defendido Suárez.

En este punto, ha apostillado que en un estado de derecho en el que hay separación de poderes es "imposible" entender esto. "Además, la regulación que ha planteado el Gobierno de España es totalmente insuficiente".

"Lo más preocupante es que el argumento de lo que hay debajo de este decreto ley es que así se unificará la doctrina. Pues como se suprime la admisión a trámite, el problema que se va a plantear es que se resolverá sin pronunciarse sobre el fondo de la cuestión, porque no tiene interés de casación", ha agregado.

Ante esta situación, Eloy Suárez ha reseñado que con la modificación legislativa que plantea el PP se resolverían estos problemas: "Lo que sorprende es que el único gobierno de Europa que no ha tomado medidas de este carácter es el español, algo que es imposible de entender, salvo que Sánchez lo que quiera seguir es en un permanente estado de excepcionalidad que no estamos dispuesto a tolerar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento