El PSOE admite "desgaste" por la pandemia y los datos señalan que Sánchez es el líder europeo que más cae

  • La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró que ese desgaste de los gobiernos "pasa en todos los países".
  • Solo Macron se acerca a los niveles de desaprobación de Sánchez, mientras Merkel y Draghi mantienen el apoyo popular.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, durante el pleno del Congreso.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, durante el pleno del Congreso.
EFE/Zipi

El Gobierno y el PSOE siguen analizando los malos resultados cosechados en las elecciones madrileñas del 4 de mayo. La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, expresó este jueves en una entrevista en Onda Cero que uno de los factores que han jugado en contra de los socialistas ha sido el "desgaste" por la pandemia, ya que, a su juicio, "quienes están gobernando son los que se tienen que desgastar" y eso "pasa en todos los países". Sin embargo, los datos sugieren que Pedro Sánchez es el líder que más se ha desgastado en el entorno europeo.

De acuerdo con las cifras del Global Leader Approval Tracker, nadie ha tenido peores valoraciones ciudadanas que Sánchez desde que empezó la crisis. El último dato, correspondiente ya a este mes de mayo, señala que un 57% de los españoles desaprueban la gestión del presidente del Gobierno, mientras que solo un 36% la ve con buenos ojos.

El Gobierno español alcanzó su pico de aprobación en junio de 2020, cuando un 50% dio por buena la gestión, coincidiendo justo con la desescalada de la primera ola de la pandemia. Por contra, en febrero de este año marcó la peor cifra, con un 63% de la población que desaprobaba al Ejecutivo. Desde entonces, pese al avance de la vacunación, apenas ha remontado seis puntos.

Merkel y Draghi aguantan

El caso de Sánchez es diferente al de otros líderes. La canciller alemana, Angela Merkel, o el primer ministro italiano, Mario Draghi, siempre han tenido tasas de aprobación superiores a las de suspenso. Merkel ha perdido apoyos tras endurecer las restricciones en los últimos meses y por la descoordinación con los gobiernos de los Lander, pero en mayo sigue con un 51% de aprobación ciudadana. A finales del año pasado llegó a tener un 60% de respaldo.

En el caso de Draghi ese apoyo ciudadano es mucho más claro. El primer ministro italiano llegó al poder en febrero y en todo momento ha tenido una acogida alta y regular, sobre todo después de haber pactado el plan de recuperación con las regiones y con la gran mayoría del arco parlamentario. Su aprobación se sitúa ahora mismo en un 54%, pero llegó a alcanzar el 58% y nunca ha bajado del 51%.

Johnson remonta y solo Macron se acerca a Sánchez

Otro caso paradigmático es el de Boris Johnson, que remontó en apoyo ciudadano a medida que se aceleraba el plan de vacunación en el Reino Unido. Su nivel de aprobación ha sido muy irregular, pero ahora un 47% de los británicos le respaldan, frente a un 46% que suspende su gestión. No obstante, lleva dos meses al alza. Llegó al mayor pico de apoyo en abril de 2020, en lo más duro de la crisis (65%), y la desaprobación más alta se dio en septiembre (59%). 

Macron tiene cifras bastante similares a Sánchez: ahora mismo desaprueban su gestión el 58% de lo franceses, y en ningún momento de la pandemia el porcentaje de aprobación fue superior al de suspenso. Su peor calificación se en diciembre de 2020, cuando la desaprobación alcanzó el 62%, también en un momento en el que el Ejecutivo galo endureció las restricciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento