El misterioso motivo por el que las estatuas egipcias tienen la nariz rota

Imagen de una estatua egipcia.
Imagen de una estatua egipcia.
WIKIPEDIA

El antiguo Egipto es un lugar y era llena de misterios arqueológicos que, poco a poco se van desentrañando. El prolífico arte de la época de los faraones es uno de los aspectos con más secretos. Uno de ellos es el motivo por el que las narices de muchas estatuas están mutiladas.

Tal y como recoge la BBC en un reportaje, en un principio se podía pensar que se debe al propio desgaste del tiempo y a que las narices sobresalen... pero ¿por qué ocurre con otras obras, como pinturas o bajorrelieves?

Se han barajado varias teorías, como que fue un intento colonialista de borrar los orígenes africanos de los antiguos egipcios, aunque se ha descartado, porque los orígenes africanos se pueden observar en otros rasgos.

La teoría más plausible es la de la iconoclastia, es decir, la creencia social de la importancia de la destrucción de iconos e imágenes por motivos religiosos o políticos.

Edward Bleiberg, curador principal de arte egipcio, clásico y del Antiguo Medio Oriente del Museo de Brooklyn, explica a la BBC que los antiguos egipcios creían que las imágenes podían albergar un poder sobrenatural.

Bleiberg estudió el tema de la destrucción de narices después de darse cuenta de que muchos visitantes al museo preguntaban por ello. Según este experto, los objetos podían ser 'ocupados' por un dios o un humano que había fallecido y se había convertido en un ser divino.

Esta conexión se podía desactivar con un daño deliberado a la estatua o figura en cuestión. Como recoge la BBC, los motivos podían ir desde la furia y resentimiento contra enemigos, hasta el terror a la venganza del difunto que sentían los ladrones de tumbas, pasando por las ganas de reescribir la historia o de cambiar toda la cultura.

Tan común era esta iconoclastia que se llegaron a redactar edictos contra ella: "Cualquier persona en toda esta tierra que haga algo dañino o perverso a sus estatuas, losas, capillas, carpintería o monumentos que se encuentran en los recintos de cualquier templo, Mi Majestad no permitirá que su propiedad ni la de sus padres permanezca con ellos, ni que se una a los espíritus de la necrópolis, ni que permanezca entre los vivos", dice un texto del Primer Periodo Intermedio (2130-1980 a. C.).

¿Y por qué en concreto la nariz? "La nariz era la fuente del aliento, el aliento de la vida; la forma más fácil de matar al espíritu interior es asfixiarlo quitándole la nariz", concluye Bleiberg.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento