El virus de la gripe porcina, o gripe A, puede beneficiar a alguien más que las industrias farmacéuticas. Los fabricantes de productos protectores médicos han visto triplicadas sus solicitudes y han tenido que mantener la producción durante las 24 horas del día.

Una empresa ha contratado a 100 trabajadores para atender el aumento de pedidos

En Filipinas, por ejemplo, una empresa que fabrica todo este tipo de material de protección médica, ha contratado esta semana otros 100 trabajadores para poder atender el aumento de pedidos que ha surgido.

El dato no sólo se refiere a las ya famosas mascarillas si no que también han aumentado la demanda y la producción de gafas protectoras, viseras y trajes de aislamiento.

Hay que recordar que no todas las mascarillas son útiles para protegerse de los virus. Las mascarillas quirúrgicas, que utiliza el personal sanitario en su labor, están más diseñadas para impedir que los virus de boca y nariz lleguen a los pacientes.