Científicos creen haber descubierto un eslabón perdido en la historia del alfabeto

Inscripción alfabética temprana hallada en Israel.
Inscripción alfabética temprana hallada en Israel.
J. Dye / Austrian Academy of Sciences

Un equipo de arqueólogos ha localizado en una excavación en Laquis (Israel) una inscripción escrita en un fragmento de una vasija de hace 3.450 años que podría tratarse del "eslabón perdido" en la historia del alfabeto, según los investigadores.

Los hallazgos, publicados en la revista Antiquity, fueron llevados a cabo por un equipo dirigido por Felix Höflmayer, arqueólogo del Instituto Arqueológico de Austria. Según los investigadores, "esta inscripción, que data del siglo XV a. C., es actualmente la inscripción alfabética con fecha segura más antigua del Levante meridional", una gran zona de Oriente Próximo.

Höflmayer y su equipo explican que la evidencia más temprana de escritura de un alfabeto, es decir, un sistema de letras que representan sonidos, se encontró en Egipto y data de la dinastía XII -que gobernó alrededor de 1981 a. C. a 1802 a. C.-, con más ejemplos que se encontraron alrededor del 1300 a. C. en el Levante.

Posteriormente, los griegos adoptaron el uso de un sistema alfabético, tras ellos los romanos y gradualmente más y más culturas. 

Según Höflmayer, la inscripción descubierta recientemente data de alrededor de 1450 a. C., de ahí que los investigadores lo consideren un "eslabón perdido", ya que llena un vacío entre los primeros ejemplos de escritura alfabética de Egipto y los ejemplos posteriores localizados en el Levante mediterráneo.

Los responsables de esta investigación añaden que esta inscripción también da pistas sobre cómo se pudo haber transmitido el alfabeto en el Levante gracias a los hicsos, un grupo que gobernó el norte de Egipto hasta alrededor de 1550 a. C. y que también controlaron territorios en el Levante.

La inscripción hallada por estos arqueólogos es muy corta, ya que consta únicamente de dos palabras. Las letras empleadas forman parte del alfabeto semítico temprano que se usó en algún momento en la Península Arábiga y también se pueden encontrar actualmente en el idioma hebreo, aunque los símbolos empleados tienen un aspecto diferente.

Según apuntan los investigadores, el escritor utilizó símbolos jeroglíficos para representar algunas de las letras, por ejemplo, ayin, que se representó como un ojo. "Como en la mayoría de las primeras inscripciones alfabéticas del sur de Levante, la letra tiene la forma de un círculo, se asemeja a un iris sin la pupila", señalan en el artículo.

Respecto a lo que significan esas dos palabras, los arqueólogos no están  seguros. En las letras de la primera palabra se puede leer 'esclavo', sin embargo, los investigadores advierten de que esto no significa que la inscripción se refiera a una persona esclavizada. 

Los expertos creen que esas letras forman parte de una palabra más larga, por lo que la combinación de esas letras que deletrean "esclavo" se utiliza en muchas otras palabras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento