Los problemas con las vacunas dificultan que Sánchez cumpla a tiempo el objetivo de tener más inmunizados que contagios

  • El presidente se marcó esa meta para esta semana, pero los datos de los últimos días revelan que será difícil alcanzarla.
  • Los miedos a AstraZeneca o la paralización de Janssen lastran la vacunación, que dio un mayor salto del jueves al viernes.
MLG (Vélez Málaga) 08-04-2021.-Varias personas hacen colas y reciben la vacuna contra el Covid_19, donde han empezado de nuevo la vacunación de AstraZeneca en el recinto ferial de Vélez Málaga.-ÁLEX ZEA.
Varias personas hacen colas y reciben la vacuna contra el Covid_19 en el recinto ferial de Vélez Málaga
ALEXZEA

El primer objetivo marcado por Pedro Sánchez sobre la progresión de la vacunación está en el aire a pocas horas de que se cumpla el plazo de la meta volante fijada por el presidente. Hace dos semanas, Sánchez se lanzó a fijar metas "conservadoras" de vacunación durante los próximos meses, que terminaría con 33 millones de vacunados a finales de agosto. Y, como primera meta volante, Sánchez anunció que en esta semana el número de personas vacunadas con pauta completa superaría al de los contagiados en España durante toda la pandemia. Sin embargo, de acuerdo con los datos acumulados del 8 al 16 de abril y teniendo en cuenta el ritmo de vacunación y de contagios, a Sánchez le faltarían 22.000 vacunados con doble pauta para cumplir con su primer compromiso.

No es una cuestión de carencia de vacunas, porque según datos del Ministerio de Sanidad este viernes había disponibles más de 1,3 millones de dosis sin administrar. El problema es que la vacunación ha avanzado durante los últimos siete días a razón de unos 36.656 nuevos inmunizados diarios, mientras que la cifra de contagios ha sumado 8.500 nuevos casos al día. El lunes había 261.000 contagiados más que vacunados, y aunque el objetivo que marcó Sánchez está cada vez más cerca, el ritmo de inmunización no parece lo suficientemente rápido como para compensar la diferencia antes del final de esta semana.

Dos episodios principales ocurridos en los últimos días pueden estar relacionados con ello, al margen del aumento de contagios en la ya asentada cuarta ola de la pandemia. A finales de la semana pasada -entre el viernes y sábado particularmente- las dudas suscitadas sobre los efectos adversos de la vacuna de AstraZeneca, dos días después de que Sanidad suspendiera los pinchazos en los menores de 60 años por los trombos que se asociaron a ella, llevaron a que un número más elevado de lo habitual de personas no acudiera a su cita para vacunarse. La Comunidad de Madrid reportó entre el jueves y el viernes que entre el 60-70% de los citados habían rechazado la vacuna, cuando la cifra habitual ronda el 2%. Otras comunidades también experimentaron rechazos mayores a los habituales.

También cobra especial relevancia que esta semana no haya podido comenzar la inmunización con Janssen a las personas de entre 70 y 79 años, tal como estaba previsto. Al ser monodosis, la inmunidad se habría conseguido con un solo pinchazo, no con dos, como ocurre con las otras vacunas que se están inoculando, y se podría haber acelerado la cifra de inmunizados considerablemente.

Las 146.000 dosis de Janssen que llegaron a España el miércoles no se han distribuido todavía entre las comunidades y permanecen almacenadas a la espera de la opinión que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) emitirá la semana que viene sobre su eventual relación con seis casos de trombos notificados en Estados Unidos sobre 6,8 millones de personas que han recibido la vacuna de Jonhson&Jonhson.

Unas 36.600 segundas dosis diarias

De acuerdo a la progresión de la última semana, queda claro que la vacunación aumenta a un ritmo mucho mayor que los contagios. Desde el el jueves 8 de abril el ritmo ha crecido a un ritmo de 36.656 pinchazos de segundas dosis diarios, muchos más que incremento medio de los contagios, con 8.578 positivos nuevos cada día. Además, del jueves al viernes se experimentó un acelerón en las vacunas, que previsiblemente no será suficiente para que al cierre de la semana haya más vacunados completamente que contagiados como espera el Gobierno, más aún contando que durante el fin de semana suele bajar el ritmo de la vacunación.

Incluso si el sábado y el domingo se pudiera mantener un ritmo constante, en los últimos siete días se ha recortado la diferencia entre contagiados e inmunizados en 28.000 cada 24 horas. El jueves había en España 3.253.537 personas con las dos dosis de vacuna y 3.396.685 personas contagiadas durante la pandemia, una diferencia de más de 140.000 personas. Si multiplicamos esas 28.117 personas por los dos días que quedan para que termine la semana, el resultado es que –previsiblemente– los contagios seguirán siendo mayores y habrá unos 22.000 positivos más que personas con las dos dosis de vacuna puestas.

Cinco millones a principios de mayo

El siguiente objetivo marcado por Sánchez es alcanzar los cinco millones de personas vacunadas con las dos dosis en la semana del 3 al 9 de mayo. Esto quiere decir, que en tres semanas desde ahora 1,7 millones de personas deberán sumarse a la pauta completa.

De momento, Pfizer suministrará este lunes otros 1,2 millones de dosis, igual que se espera que haga en el siguiente lunes de abril. Para la semana que viene también esperan sendas entregas de Moderna y de AstraZeneca y, si la EMA no indica lo contrario, este mes estará disponible la primera remesa de 300.000 dosis de la vacuna de Janssen.

Sin contar con las cantidades no precisadas de AstraZeneca y Moderna, los suministros previstos de Pfizer y Janssen en lo que queda de abril elevan a unos  2,5 millones de dosis disponibles. Tampoco se tiene en cuenta el adelanto por parte de Pfizer de 50 millones de dosis previstas para el cuarto trimestre del año, que distribuirá entre la UE entre abril y junio y de las que a España correspondería alrededor del 10%, cinco millones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento