Una nube de dióxido de azufre procedente de un volcán podría alcanzar Canarias y llegar hasta la Península

Imagen de satélite del avance de la nube de ceniza.
Imagen de satélite del avance de la nube de ceniza.
Copernicus
Imagen de satélite del avance de la nube de ceniza.

El volcán Soufriere, situado en la isla caribeña de San Vicente, entró en erupción la semana pasada después de 40 años sin actividad provocando la evacuación de 16.000 personas. Pese a estar a 6.000 kilómetros de territorio español, la nube de ceniza se está desplazando hacia el este y podría llegar a las islas Canarias y posteriormente a la Península. 

La previsión es que las partículas volcánicas lleguen primero al archipiélago canario, después al desierto del Sahara y posteriormente es probable que ascienda, alcanzando el miércoles el sur peninsular. 

El problema es que esas nubes portan dióxido de azufre (SO2) y en caso de precipitaciones sería una lluvia ácida. En principio, esta lluvia no afecta a la piel de las personas, pero sí pueden provocar enfermedades respiratorias debido a los gases tóxicos que contiene. 

Aunque no hay previsión de precipitaciones y se espera que la nube se desplace rápidamente sin consecuencias, habrá que estar muy atentos a una borrasca que hay en el Atlántico y que podría cambiar lo previsto. .

Mostrar comentarios

Códigos Descuento