Entrevista | Cristina Pedroche: "Ni me acuerdo de cómo se ligaba"

La presentadora Cristina Pedroche, en una imagen de archivo.
La presentadora Cristina Pedroche, en una imagen de archivo.
GTRES

La presentadora Cristina Pedroche, con la espontaneidad que la caracteriza, se pone al frente de Love Island, un reality que emitirá Neox desde este domingo y en el que los concursantes deben buscar pareja, ya sea por amor o por estrategia, pues el que quede suelto será eliminado.

El formato se emitirá con tan solo 24 horas de retardo y los espectadores podrán interactuar con los concursantes y votar sobre su futuro con la aplicación para móvil del programa. Pedroche seguirá sobre el terreno todo lo que ocurra, estará junto a los concursantes en los momentos clave y hará de hilo conductor de todos los sucesos.

Los y las isleñas, como se llama a los concursantes, son gente joven con buena apariencia. No parece que necesiten la tele para ligar, ¿cuál es su motivación Llega un momento en el que todos necesitamos un poco de aire fresco, salir, divertirnos, vivir experiencias divertidas que no se han podido vivir por las circunstancias. Y estos jóvenes llevan tiempo sin poder salir o hacer fiestas y ahora van a estar seis semanas conviviendo con gente de su edad, pasándoselo bien, con fiestas…

Los realities son el sitio ideal para destapar a la gente… Hemos hecho un casting brutal, con muchas pruebas físicas y psicológicas. Son personas que vienen a pasárselo bien, no que vengan aprendidas y a hacer un papel. Y, aunque lo pretendieran, la verdad sale a relucir.

¿Le emocionaría ver que surge un amor verdadero? Ojalá salga alguna pareja definitiva y se casen, pero no hay que olvidar que la finalidad de este concurso es llevarse los 25.000 euros que hay de premio y que son para la pareja ganadora y no solo va a haber amor, también podría haber estrategias.

Es usted muy expresiva… ¿Será capaz de poner cara de póker si alguien no le cae bien o algo no le gusta? El formato está hecho y es el que es, pero cada presentador o presentadora le ha ido dando su aire. Yo no voy a poner cara de póker si algo o alguien no me gusta, se me va a notar. Es absurdo, porque soy muy mala jugadora de póker. Si llevo buenas cartas se me nota que estoy nerviosa y esperando para hablar para subir la apuesta.

Son chicos y chicas que ligan. ¿Se le daba bien a usted? Ni me acuerdo de cómo se ligaba. Nunca he sido mucho de ligotear. Ellos son profesionales a la hora de ligar.

¿Qué consejo daría para mantener el amor una vez encontrado? Que se dejen llevar, que vayan sintiéndose en cada momento como les venga, que no se planeen ni piensen mucho las cosas. En el amor te tienes que dejar llevar y confiar en la otra persona.

¿Nos comemos mucho la cabeza con el amor? ¿Es más fácil de lo que parece? No creo que sea fácil ni difícil, como todo en la vida en general, nos complicamos mucho, nos preocupamos más que ocuparnos. El 99% del tiempo estamos más pensando en el pasado y en el futuro que en vivir el presente. Y el aquí y el ahora es el único tiempo que de verdad es real.

¿Hay mucha realidad en un reality? Es lo que tienen: son la realidad. Van a estar grabados durante 24 horas y por mucho que tú quieras hacer un papel o llevar una estrategia al final sale a relucir lo que tienes dentro. Vamos a ir marcando ciertos juegos, vamos a guionizar lo que toque hacer en ese sentido, nada más, pero luego son ellos los que deciden como comportarse y si le gusta más una o más otro compañero.

¿Le gustan los realities? Últimamente hemos visto muchas críticas a ese formato. Los realities dan vidilla y complementan la oferta televisiva. Los realities son lo más y aportan muchísimo. Tú decides si quieres verlo o no. Estoy muy a favor de este formato, me encanta. Cuando me llamaron para presentar este programa me emocioné muchísimo porque ya conocía la versión de Reino Unido y es un sueño presentar Love Island.

Fue usted la primera española en tener un millón de seguidores en Twitter y ahora tiene tres millones en Instagram, ¿le gusta el postureo? Están muy estigmatizadas las redes sociales con que es todo postureo y yo creo que no lo son. De hecho, muchas veces me dan palos a mí y me meto en polémicas porque soy real, muestro los días que estoy mal, o enfadada, o estoy con la regla… cosas que se supone que no se tienen que hablar en redes sociales.

¿Mostrarse tal cual es el secreto? Las redes sociales son privadas aunque se muestren a todo el mundo. El que quiera seguirme, adelante, el que no, bien. Yo me muestro como soy y como me apetece. Ese es el éxito de las redes sociales y el mío también.

¿Podrá ver a su marido, David Muñoz, durante los meses de grabación en Canarias? Voy a estar yendo y viniendo siempre que mis horarios me lo permitan, porque quiero estar también en Zapeando y promocionando Love Island.

¿Le inquieta que la televisión sea un medio muy intermitente en cuanto al trabajo? Gracias a Dios no he parado de trabajar desde que entré en Sé lo que hicisteis… hace ya once años. Y si alguna vez no he tenido proyectos, me los he inventado o he buscado nuevos retos o desafíos a los que enfrentarme.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento