El Ayuntamiento de Sevilla simplificará a la mitad los trámites para la calificación ambiental en la apertura de negocios

  • Urbanismo dará luz verde la próxima semana a la reducción de los requisitos para mejorar los tiempos. 
  • ​La Gerencia destaca el volumen de inversión pública y privada en 2020 a pesar de la pandemia.
El delegado Antonio Muñoz (i) durante su conferencia en el foro Gaesco.
El delegado Antonio Muñoz (i) durante su conferencia en el foro Gaesco.
AYTO. SEVILLA

Poner en marcha un nuevo negocio en Sevilla capital será más fácil a partir de ahora y, sobre todo, más rápido, gracias a la reducción de trámites que el Ayuntamiento hispalense tiene previsto aprobar la próxima semana.

Así lo anunció este martes el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura del Consistorio, Antonio Muñoz, que explicó que el consejo de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente dará luz verde el martes que viene a una simplificación del 50% de toda la documentación que se exige en las calificaciones ambientales –en aquellos negocios sujetos a este trámite– para la obtención de licencias municipales. El objetivo, señaló Muñoz, es que las licencias de obras y las mencionadas calificaciones se realicen en paralelo, lo que supondrá reducir casi a la mitad los tiempos.

Actualmente, en el informe de calificación ambiental se están solicitando documentos que no son preceptivos según el reglamento y que pertenecen a otros ámbitos, como la licencia de apertura. "Vamos a dejar de pedir lo que ya se pide en otro momento y vamos a ganar tiempo", incidió el delegado del ramo, que admitió que "es un clamor lo que se suele tardar para abrir un negocio, y no hablo de una central nuclear, sino de una zapatería, por ejemplo". De esta manera, insistió, el Ayuntamiento "resolverá una asignatura pendiente en la ciudad desde hace años".

Muñoz también anunció una mejora de los contratos de mantenimiento de la ciudad, de viarios y aceras, a los que actualmente el Consistorio destina 4,5 millones de euros. "Es insuficiente esa cuantía si se compara con otras ciudades", reconoció el delegado, que afirmó que el presupuesto se duplicará el próximo año hasta los casi diez millones de euros, "una partida a la que más cariño vamos a darle".

Inversión pública

En el marco de la conferencia Balance y perspectivas urbanísticas de Sevilla tras un año de pandemia, organizada por Gaesco, Muñoz destacó el volumen de inversión pública alcanzado durante el pasado ejercicio tras el "shock" del inicio de la pandemia. Así, Urbanismo licitó durante 2020 inversiones por importe de 65 millones de euros, y se adjudicaron obras por otros 30 millones. A esto se suma el presupuesto destinado a otras áreas municipales, los distritos, las instalaciones deportivas y los colegios, los más de 400 millones en actuaciones en las que participa Emasesa y los 90 millones de euros garantizados para el Plan Municipal de Vivienda.

Unas cifras, destacó el delegado, que han sido posibles gracias, entre otras medidas, al plan extraordinario de inversión a través del Patrimonio Municipal del Suelo, con inversiones en distintas fases de tramitación por 38,6 millones de euros y expedientes de enajenaciones por otros 14,6 millones. Entre las actuaciones más destacadas destacan la enajenación de la Gavidia, la reurbanización de Torneo, los suelos de Carretera de Cádiz, los nuevos centros cívicos o el Pabellón de ingresos de La Ranilla.

Inversión privada

También la inversión privada "ha resistido la crisis". No en vano, el año pasado se concedieron licencias para 2.426 viviendas de nueva planta en Sevilla, lo que supone el mayor registro de la ciudad desde 2007. Además, en cuanto a otras tipologías de licencias y declaraciones responsables, el volumen total en 2020 fue de 2.741 expedientes, el segundo mejor dato de la última década tras el cosechado en 2019, con una inversión total de 273 millones de euros.

Este volumen de inversión privada ha supuesto el avance en desarrollos urbanísticos, entre los que destacan los de la zona Sur –transición Puerto-ciudad, Palmas Altas, Regimiento de Artillería, la antigua Carretera de Cádiz y Guadaíra–; el de Alcosa, con el proyecto de Algodoneras; y el de la zona Norte, con del desbloqueo del proyecto en Higuerón Sur.

Otras actuaciones

Muñoz hizo hincapié en que tanto la inversión pública como la privada deben ir acompañadas de un desarrollo de las infraestructuras pendientes en la ciudad por parte de la Junta y del Gobierno central, como el cierre de la SE-40, la ampliación del Puente del Centenario, la conexión Santa Justa-Aeropuerto, la mejora del Cercanías y la conexión con la SE-20.

El delegado de Hábitat Urbano aseguró también que en estos momentos la ciudad "no se puede permitir el lujo" de embarcarse en una nueva redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ya que supondría "una parálisis". Muñoz admitió que hay previsiones que no se están cumpliendo, por lo que consideró que, tras 15 años desde la aprobación del documento, ha pasado un tiempo "más que prudencial" para llevar a cabo modificaciones del planeamiento. "Tampoco el PGOU tiene que ser un mantra inamovible", sentenció.

Por último, anunció que la Gerencia afronta como reto para este mandato un cambio de sede, ya que es "impresentable" que se hable de calidad constructiva y medidas de diseño cuando Urbanismo está instalado en unas caracolas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento