Borisov gana las elecciones en Bulgaria pero queda lejos de la mayoría absoluta y el país se sume en un bloqueo político

  • Los cálculos de varias televisiones dan al GERB un máximo de 70 escaños, muy lejos de la mayoría de 121.
Boiko Borisov, líder del partido Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB).
Boiko Borisov, líder del partido Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB).
Georgi Likovski / EFE-EPA

El primer ministro saliente de Bulgaria, el conservador populista Boiko Borisov, ganó las elecciones generales del domingo con el 24,8% de los votos, según el escrutinio de más de la mitad de las papeletas, que pone al nuevo partido protesta Existe Tal Pueblo por delante de los socialistas.

Según esos datos aún provisionales, anunciados este lunes por la Comisión Electoral, Borisov y su partido GERB han perdido ocho puntos desde las elecciones de 2017.

Aunque los datos oficiales no especifican aún el reparto de escaños, los cálculos de varias televisiones dan al GERB un máximo de 70 escaños, muy lejos de la mayoría de 121.

De confirmarse, Borisov tendrá difícil formar Gobierno, debido a la anunciada negativa a pactar con él de cuatro de los otros seis partidos que, en principio, entran en el Parlamento.

Borisov, que ha ganado las cinco elecciones celebradas desde 2009 y ha sido tres veces primer ministro, pidió ayer unidad a todos los partidos y propuso crear un Gobierno de expertos, al menos hasta final de año, para gestionar la crisis de la pandemia.

El primer ministro saliente afirmó que está cansado de llevar siempre la responsabilidad y advirtió que sus oponentes no podrán gobernar porque les falta la experiencia, el equipo y el apoyo internacional que él afirma tener.

El recuento oficial parcial ha dado la vuelta a los cálculos de los sondeos a pie de urna de anoche y ha puesto en segundo lugar al partido Existe Tal Pueblo, surgido de las protestas antigubernamentales del pasado verano, con un 18,7%.

Esta formación, liderada por un popular cantante y presentador de televisión, anunció durante la campaña que no pactará ni con el GERB ni con los socialistas.

Tercero sería el Partido Socialista, que se queda con el 14,9 % doce puntos memos que en 2017, muy afectado por la abstención de más del 50 %, ya que entre sus votantes hay más personas mayores y más temerosas a contagiarse de la covid-19, en un momento en el que el país sufre récords de casos y hospitalizaciones.

Todos los partidos mantienen sus vetos

Otro nuevo partido, el liberal Bulgaria Democrática, obtendría el 10,5%, por delante del Movimiento de Derechos y Libertades (9%), el partido étnico turco que llevaba diez años siendo la tercera fuerza política y actuando a menudo de partido bisagra para formar Gobierno.

¡Levántate Bulgaria! ¡Mafiosos Fuera!, de centroizquierda, que también nació de las protestas del verano recibiría el 5 %, y el ultranacionalista VMRO, socio de coalición de Borisov los últimos cuatro años, está pendiente de si llega al 4 % necesario para entrar en el Parlamento.

Con ese reparto y si todos los partidos mantienen sus anunciados vetos de pacto, será difícil que tanto Borisov como la oposición puedan formar Ejecutivo.

Importante ha sido esta vez la histórica participación de los búlgaros emigrados, cuyo voto ha ido mayoritariamente a dos de los nuevos partidos protesta, Existe Tal Pueblo y Bulgaria Democrática, según la Comisión Electoral. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento