Miles de profesionales sanitarios siguen esperando plaza en Cataluña tras la convocatoria de oposiciones en 2018

  • Los afectados se han unido en Telegram para reclamar al Institut Català de la Salut (ICS) que agilice las resoluciones.
  • Desde el sindicato Metges de Catalunya denuncian que el proceso ha sido "un despropósito".
  • Trabajadores también critican que la bolsa de trabajo temporal del ICS no se barema desde febrero de 2019.
Médicos durante las pruebas de las oposiciones convocadas por el ICS, el 25 de noviembre del 2018.
Médicos durante las pruebas de las oposiciones convocadas por el ICS, el 25 de noviembre del 2018.
Laura Fíguls / ACN

Miles de profesionales de la salud en Cataluña siguen sin saber si tienen plaza en el sistema público tras un proceso de oposiciones que comenzó en 2018. Algunos de los aproximadamente 17.000 afectados se han unido en un grupo de Telegram para denunciar esta situación y reclamar al Institut Català de la Salut (ICS) la agilización de las resoluciones.

Estas oposiciones, en las que se ofertaron más de 10.000 puestos de trabajo de diferentes categorías, se convocaron tras un acuerdo entre los sindicatos y el Govern con el objetivo de estabilizar los empleos públicos y bajar la temporalidad, algo que, señalan los afectados en un escrito, “no se ha cumplido”.

De hecho, en marzo de 2020, el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) recriminó a España el abuso de temporalidad en el sector público, en el que hay entre 800.000 y 900.000 trabajadores temporales en todo el Estado, y concretó que existe un problema estructural en la sanidad pública española en cuanto al elevado número de empleados temporales.

Además, David Carbajales, secretario de Acción Sindical del sindicato de enfermeras SATSE de Cataluña, señala que estas oposiciones también respondían a la necesidad de compensar los recortes de personal sanitario y administrativo producidos en la crisis de 2008.

Un proceso que "se eterniza"

Algunas de las categorías que siguen esperando plaza son médicos de familia, enfermeras, auxiliares de enfermería, fisioterapeutas y auxiliares administrativos, entre otras. “Siempre dicen que están faltos de sanitarios y de recursos, pero tienen todas estas plazas paralizadas”, lamenta Alba Campañá, fisioterapeuta y opositora.

"Todo ha sido un despropósito y no cuesta tanto pedir disculpas"

Carbajales cuenta que las oposiciones del ICS son un proceso que "se eterniza": "En otros sectores, pueden resolverse en seis meses y en Sanidad duran tres años, también porque el proceso selectivo es distinto, pero podría acortarse".

"Estas oposiciones eran un intento de cerrar la etapa de precariedad de los recortes de 2009, con una oferta de plazas extraordinaria, y al final lo han hecho peor imposible", denuncia Ramon Sarrias, delegado de atención primaria del sindicato Metges de Catalunya y también opositor, y añade que "todo ha sido un despropósito y no cuesta tanto pedir disculpas".

Además, esta lentitud en el proceso afecta a los candidatos, no sólo a nivel profesional, sino también en lo personal: "Estar esperando tanto tiempo hace que tengas tu vida en 'stand-by'. A mi marido le han ofrecido trabajar fuera y llevo todo este tiempo esperando a saber si tengo plaza o no", cuenta Anna, auxiliar administrativa y opositora.

Por su parte, el ICS señala que la ralentización del proceso se debe al retraso en la presentación de los méritos y otra documentación a causa de la pandemia y del consecuente confinamiento desde marzo hasta casi julio de 2020.

"La situación no aconsejaba la concentración ni el movimiento de personas, por lo que esperamos a tener más consolidados los proyectos Cita Previa, para ordenar la presencia física en los diferentes puntos en los que los aspirantes pueden presentar la documentación y evitar así la concentración de personas, e Ingesta Documental, para eliminar el papel del proceso de presentación de méritos, digitalizando los documentos", detallan.

Problemas con la presentación de méritos

Algunos de estos procesos han avanzado durante las últimas semanas, como es el caso de enfermería, que ya está en la fase de presentación de méritos, o de medicina, que ya los ha presentado. Sin embargo, este trámite ha comportado otras problemáticas.

Metges de Catalunya ya denunció en enero que el aplicativo sufría incidencias técnicas que impedían a los candidatos "generar la documentación necesaria para la fase de evaluación de méritos del proceso de selección".

"Se creó el procesamiento electrónico de los currículos para evitar todo esto y al final ha sido vergonzoso. No ha aportado ninguna rapidez, ni ninguna seguridad", critica Sarrias.

Además, cuenta que, en un principio, "no se daba ningún justificante que acreditase la presentación de documentos. Ha sido ahora cuando los candidatos han podido bajarse el acuse de recibo y se han detectado algunos errores, datos que no concuerdan".

Por otra parte, el sindicato también denunció que se pedía información que ya había sido aportada previamente. Por ejemplo, apunta Sarrias, el título de médico. "Si alguien lleva 25 años ejerciendo y nueve como interino, ¿la administración no ve claro si tiene o no el título? ¿Qué mensaje quiere transmitir? Creo que es muy difícil hacerlo peor", critica.

Mal funcionamiento de la bolsa de trabajo

Por otra parte, los afectados también critican el mal funcionamiento de la bolsa de trabajo temporal del ICS, que "no se barema desde febrero de 2019, cuando debería hacerse cada seis meses", cuenta Noemí Pascual, auxiliar de enfermería y opositora.

Sin baremación, no se actualizan las puntuaciones, y hay quien asegura que la imposibilidad de comprobar las posiciones en la bolsa comporta que pueda haber contratación "a dedo". Sin embargo, señalan que, pese a ser una sospecha generalizada, es algo "difícil de demostrar".

"¿Qué fuerza tendrás para decir a la gente que haga formación médica continuada si no sabe cuándo le contará?"

Desde el ICS, aclaran que este retraso en la baremación se debe a que, en noviembre de 2019, se firmó un pacto con los representantes sindicales que contemplaba "seis meses de transitoriedad para hacer las adaptaciones que incorporaba la nueva redacción", y, en 2020, se adjudicó a una nueva empresa el mantenimiento y el desarrollo de la bolsa, pero la llegada de la pandemia ralentizó las actuaciones y las adaptaciones técnicas.

Ante este escenario, "la complejidad del sistema y el elevado número de solicitudes de bolsa de trabajo (160.000) con un elevado número de méritos a valorar (6 millones) y la diversidad de categorías profesionales han dificultado obtener una baremación con los estándares de calidad y seguridad que una institución como el ICS considera que hay que alcanzar", detallan.

De todas formas, aseguran que en estos momentos se encuentran en la "fase final" para poder realizar un nuevo proceso de baremación "con garantías y fiabilidad" y prevén que ésta se pueda llevar a cabo durante la primera quincena del mes de abril.

Respecto a esta falta de actualización, Sarrias señala que "esto devalúa el trabajo que puedan hacer los compañeros. ¿Qué fuerza tendrás para decir a la gente que haga formación médica continuada si no sabe cuándo le contará? Si no tiene que ver con el esfuerzo que hagas, sino con cuándo alguien tendrá ganas de renovar el sistema informático".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento