España eleva la edad para vacunar con AstraZeneca hasta los 65 años

  • Madrid y Cataluña han pedido, sin éxito, vacunar con el suero de la Universidad de Oxford sin límite de edad.
  • La vacunación con este suero se retomará el miércoles para sanitarios de segunda línea, maestros y policías y militares y población general de 65 años para abajo.
La vacuna de AstraZeneca muestra eficacia del 80% en mayores de 65, según estudio
La vacuna de AstraZeneca muestra eficacia del 80% en mayores de 65, según estudio
Europa Press
La vacuna de AstraZeneca muestra eficacia del 80% en mayores de 65, según estudio.

En menos de una semana, España ha pasado de suspender de forma cautelar la vacunación con AstraZeneca, debido a las dudas que suscitó la aparición de unos extraños trombos, a reanudar las inyecciones e incluso ampliar la población que podrá inmunizarse con el suero de la Universidad de Oxford. La Comisión de Salud Pública ha propuesto este lunes que también pueda administrarse a personas de entre 55 y 65 años, con lo que el universo se amplía de 18 a 65 años y posteriormente lo han ratificado los ministros y los consejeros en el Consejo Interterritorial de Salud. 

Sin embargo, no ha habido consenso suficiente para acordar lo que han propuesto la Comunidad de Madrid y Cataluña, que no haya límite de edad para vacunar con AstraZeneca, como ocurre en Reino Unido.  Esta decisión no es definitiva. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha explicado que se está a la espera de conocer en detalle las conclusiones del ensayo clínico que ha permitido aumentar de 55 a 65 años el umbral de edad para recibir la vacuna de AstraZeneca.

Según ha dicho, lo primero que se ha conocido de este ensayo clínico, conocido este lunes, son "buenas noticias" y por eso se ha ampliado la edad hasta los 65, y "lo que apunta, apunta bien". En todo caso, dar la indicación para que personas mayores de esa edad reciban también la AstraZeneca dependerá también de la disponibilidad de vacunas, ya que la farmacéutica británica "no está cumpliendo" con el compromiso de entrega.

El Consejo Interterritorial de este lunes debía también establecer cómo se reanudará la vacunación con este producto tras la suspensión de la semana pasada. Se ha decidido que los pinchazos se retomarán el miércoles por los grupos que se suspendieron -sanitarios no de primera línea, cuerpos y fuerzas de seguridad como policías, guardias civiles y militares, y profesores-. A ellos se sumarán las personas de personas de 65 años, hacia abajo hasta los 55 años de entre la población general.

Según ha explicado  Darias, la vacunación de estos cuatro colectivos se realizará de manera "simultánea", dado que el ritmo en las distintas comunidades es "diverso".

Crisis de confianza

Como la semana pasada, la ministra ha negado que exista una crisis de confianza entre la población en la vacuna británica, a pesar de que un sondeo indica este lunes que el 52% de los españoles cree que es "insegura", frente al 25% que pensaba así hace un mes.

Sin embargo, Darias ha insistido en que la suspensión fue una decisión "adecuada en el momento adecuado" y que se ha demostrado que "el sistema de vigilancia farmacológica funciona". También que, como concluyó la EMA, las vacunas de AstraZeneca son "seguras, eficaces y salvan vidas" y ha transmitido un mensaje de "tranquilidad y confianza".

Para quien así recele y le toque el turno de vacunarse con AstraZeneca, la ministra ha indicado que "no está previsto" que pueda cambiarla por el producto de otra farmacéutica, vacunarse con Pfizer o Moderna. "Si no se vacuna [con AstraZeneca], no se vacunaría".

80% de efectividad

Según el acuerdo del Consejo Interterritorial, España elevará por tanto la edad para vacunar con AstraZeneca, que hasta ahora no se suministraba a mayores de 55 años, tal y como lleva haciendo el Reino Unido desde su autorización y otros países desde la semana pasada. 

Aquí, ha sido una petición casi desde el principio de la Comunidad de Madrid y Cataluña, a la que después se han sumado Andalucía o la Comunidad Valenciana, pero que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, había estado frenando por "prudencia", dado que no había evidencia de que la vacuna de AstraZeneca fuera eficaz con personas mayores de 55 años. Defendía esperar a que la farmacéutica concluyera unos ensayos clínicos específicos de esta franja de edad. 

El informe ha llegado el lunes. Según el mismo, la vacuna tiene una efectividad del 80% entre personas de 65 años y ha demostrado una eficacia estadísticamente significativa del 79% en la prevención de la Covid sintomática y del 100% en la prevención de la enfermedad grave y la hospitalización.

Suspensión temporal

Hace dos semanas la decisión era inminente ante una reunión entre el Gobierno y comunidades que iba a estudiar un documento sobre la "experiencia" de otros países, donde se estaba administrando AstraZeneca hasta los 65 años sin problemas. Sin embargo, quedó aplazada porque ese mismo día empezaron a conocerse las primeras decisiones de países que suspendieron la vacunación por la aparición de casos de trombos "raros" que podrían estar asociados a AstraZeneca.

En ese contexto, España aplazó la decisión de elevar la edad de 55 y 65 años y días después, el lunes de la semana pasada, suspendió también la vacunación con el suero británico. Tres días después, anunció que se retomará este miércoles, una vez que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) no pudo establecer una relación entre los trombos y la vacuna y aseguró que es "segura y eficaz".

Sin embargo, cuando el jueves se decidió retomar las inyecciones con AstraZeneca, Sanidad y comunidades se mantuvieron más cautos que otros países, que retomaron la vacunación en los días siguientes. También, se reservaron la posibilidad de acotar o de establecer algún criterio más a las personas a las que se les suministraría. Hasta ahora, estaban llamados a vacunarse con AstraZeneca el personal sanitario que no es de primera línea y policías, militares, bomberos o maestros como personal esencial. En todos los casos hasta los 55 años. Pero la semana pasada Darias convocó una reunión de la Ponencia de Vacunas y de la Comisión de Salud Pública -la de este lunes-para decidir "sobre con qué colectivos reiniciar", y apuntó que podría haber alguna limitación, por ejemplo, en función del riesgo a sufrir incidentes cardiovasculares.

Sin embargo, según lo que ha trascendido, la dirección de los directores generales de Salud ha ido en el sentido contrario y, en lugar de contraerse, la vacunación se expandirá, hasta los 65 años.

Nerviosismo y Sputnik

La decisión de ampliar la edad para suministrar la vacuna de AstraZeneca llega en un contexto en el que en la UE cunde la preocupación por la deficiente marcha del proceso de vacunación, en particular por el suministro de la vacuna británica. Pero también de las conclusiones de un nuevo ensayo clínico efectuado en Estados Unidos ha demostrado que la vacuna de AstraZeneca tiene un 79% de eficacia contra enfermedades sintomáticas y un 100% de eficacia contra enfermedades graves y hospitalización.

Fuentes de Sanidad sostienen que en abril llegarán "millones" de dosis de vacunas, incluidas las de Janssen, que es monodosis. En concreto, Darias ha informado al Consejo Interterritorial de que la farmacéutica que fabrica esta vacuna, Johnson&Johnson ha anunciado que llegarán 300.000 dosis en la segunda mitad de abril, 1,3 millones en mayo y 3,9 millones en junio.

Este lunes, el Ministerio ha informado de la llegada de 672.750 nuevas dosis de Pfizer.

Sin embargo, las vacunas de AstraZeneca no están llegando con la fluidez necesaria, hasta el punto de que el primer ministro de Italia, Mario Draghi, ha apuntado la posibilidad de romper la unidad europea y negociar la compra de la vacuna rusa, la Sputnik, que hace meses ya se inocula en Hungría.

En España, la Comunidad Valenciana pedirá en la Interterritorial de este lunes que también se explore la compra de esta vacuna, para aligerar el proceso. Hasta ahora, Darias ha defendido que España se mantendrá dentro de la estrategia de la UE para la compra colectiva de vacunas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento