El Hospital de Gran Canaria Dr. Negrín implanta semillas ferromagnéticas para localizar ganglios afectados por un tumor

La Unidad de Mama del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, a través de los servicios de Cirugía General y Radiología, ha incorporado la implantación de semillas ferromagnéticas para localizar ganglios que se encuentran afectados por un tumor, de tal forma que pueden extirpar selectivamente sólo esos ganglios y evitan realizar la extirpación de todos los ganglios de la axila.
El Hospital de Gran Canaria Dr. Negrín implanta semillas ferromagnéticas para localizar ganglios afectados por un tumor
Momento de la técnica para localizar ganglios afectados por un tumor realizada en el Hospital Dr. Negrín
GOBIERNO DE CANARIAS

Esta técnica se realiza después de administrar quimioterapia, permitiendo ser más conservador y preciso en el tratamiento quirúrgico del cáncer de mama. Añaden que el objetivo es utilizarla, en un futuro cercano, para la localización y extirpación de tumores mamarios que no son palpables, según informó la Consejería canaria de Sanidad.

Al respecto, indican que se trata de una técnica novedosa que se está comenzando a realizar en varios hospitales españoles y en Canarias el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín ha sido el primero en realizarla.

Actualmente, señalan los expertos, existen evidencias que demuestran que se pueden preservar los ganglios tras la quimioterapia en determinadas pacientes que han respondido al tratamiento, evitando las temidas complicaciones de la linfadenectomía axilar y la radioterapia, siendo una de ellas, y quizá la más conocida, el linfedema (hinchazón del miembro superior). Esta complicación puede implicar una importante limitación funcional y riesgo de infección.

La Unidad de Mama de dicho hospital lleva realizando la extirpación de los ganglios afectados por el tumor desde el año 2017, si bien para localizar estos ganglios era necesario colocar, antes de administrar quimioterapia, un clip de metal, para después de la quimioterapia, y como paso previo a la cirugía, se incorporaba una guía de metal (llamada arpón) en la axila de la paciente para poder localizar los ganglios en quirófano.

En este sentido, explican que el arpón es una especie de alambre largo cuya punta tiene forma de paraguas y se ancla en el tejido, en este caso, el ganglio, agregando que tradicionalmente se ha usado para localizar tumores que no se palpan en la mama. De todos modos, han señalado que los resultados obtenidos a través de esta técnica son buenos aunque "encierra cierta dificultad y posibles complicaciones". Además, de resultar "incómoda" para la paciente.

Por ello, entiende que la utilización de las semillas ferromagnéticas supone un "avance importante" para las pacientes, así como una "mejora de la calidad asistencial". La semilla ferromagnética (Magseed-Sysmex) es un pequeño trozo de acero inoxidable de aproximadamente 5 milímetros de largo y 1 milímetro de ancho, que se introduce en el ganglio o tejido mamario de la paciente mediante unas agujas que la llevan incorporada, semejantes a las que se usan para hacer una biopsia. Las semillas son inocuas y pueden permanecer de forma indeterminada en el cuerpo de la paciente.

Además no pierden eficacia porque se detectan de la misma forma meses después de su colocación y no migran, matizando que incluso no es preciso que la paciente se quede ingresada después de su colocación. Una vez la paciente está en quirófano, se dispone de un sistema de detección específico (Sentimag-Sysmex), compuesto de un detector y de una sonda, que cuando está cercano a la semilla genera un campo electromagnético detectable mediante la sonda, más o menos potente según la cercanía a la semilla. Esto aporta su localización y, consecuentemente, permite extirpar el tejido que la contiene (ganglio linfático o tumor de mama).

El cáncer de mama es la neoplasia más frecuente en la mujer, interviniéndose en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín por este motivo a aproximadamente 350 pacientes al año. La mayoría de estas pacientes son sometidas a una cirugía conservadora, preservando la mama y los ganglios de la axila, ya que se ha demostrado que con este tratamiento se consiguen "excelentes resultados" oncológicos y menores secuelas físicas, funcionales, psicológicas y estéticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento