Almeida anima a romper el techo de cristal: "Soy un hombre feminista que busca la igualdad de oportunidades"

  • La presidenta del CSIC,  Rosa Menéndez,  recibe el premio Clara Campoamor 2021 y la fundadora de Malasmadres Laura Baena, la Mención Honorífica.
El alcalde de Madrid hace entrega del premio Clara Campoamor a Rosa Menéndez
El alcalde de Madrid hace entrega del premio Clara Campoamor a Rosa Menéndez
Ayto.Madrid

El techo de cristal, ese obstáculo laboral con el que se topan muchas mujeres en su carrera profesional, ha sido el hilo conductor de los discursos pronunciados en el acto institucional organizado por el Ayuntamiento de Madrid con motivo del Día Internacional de la Mujer. Feministas y políticos de todo signo, excepto Vox, han puesto el foco en la igualdad de oportunidades.

El alcalde de la capital, encargado de cerrar el acto, ha animado a todas a que sigan su lucha por la igualdad laboral. Martínez-Almeida, quien se ha definido como un "feminista militante que busca la igualdad de derechos entre hombre y mujer", ha reivindicado la consecución de esta igualdad no solo desde el punto de vista legal sino "sobre todo la igualdad material y de oportunidades que nos tiene que definir como sociedad". Y en este sentido, ha señalado que "solo podremos crecer como sociedad si todo aquello que legalmente está reconocido con un gran trabajo previo por parte de las mujeres lo podemos trasladar a la realidad de nuestro día a día".

"O la igualdad entre hombres y mujeres es un objetivo que compartimos de forma colectiva en el que priorizamos aquello que nos une, o estaremos echando por tierra el esfuerzo y el trabajo de tantas generaciones de mujeres que durante tanto tiempo y en circunstancias tan difíciles nunca renunciaron a ser mejores como sociedad", ha defendido.

Una lucha que han sufrido en sus propias carnes las homenajeadas del día. La presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CISC), Rosa Menéndez- y premiada con el galardón 'Clara Campoamor 2021'- ha reconocido el peso que le supuso la conciliación familiar y laboral cuando concibió a sus dos hijos. "Sí, supuso un esfuerzo adicional en relación a los hombres". Por su parte, la fundadora de la asociación Malasmadres- y homenajeada con la 'Mención Honorífica del Premio Clara Campoamor'-, ha contado cómo ser madre de tres hijas le supuso el fin de su carrera como creativa. "La renuncia no es la solución", ha reivindicado Laura Baena quien, empujada por este espíritu, creó el club que ahora lucha por la igualdad de la mujer. "Tenemos que romper el techo de cristal y dar la mano a quienes están abajo". 

Premiada por "el esfuerzo y el ejemplo demostrado en su trayectoria"

La presidenta del CISC, Rosa Menéndez, ha recibido de manos del alcalde el Premio Clara Campoamor 2021 por "el esfuerzo y el ejemplo demostrado a lo largo de su trayectoria". Se trata de la primera mujer en presidir este puesto. "Cuando acepté el cargo no me plantee si era capaz o no, simplemente me lancé", ha explicado. Ahora dirige a 11.000 empleados y un equipo directivo en el que un 70% son mujeres. "No me fijé en el sexo si no en la capacidad", dice en alusión a la selección de su equipo más cercano. De ahí que Menéndez haya animado a todas las niñas a perder el miedo a sumergirse en una carrera científica porque "la capacidad de un hombre y de una mujer es la misma".

Doctora en Químicas por la Universidad de Oviedo, Menéndez es experta en materiales de carbono para aplicaciones en energía y medioambiente y ha participado en más de 30 proyectos de investigación, de los que ha sido responsable de 23, a la vez que ha escrito más de 200 artículos en revistas internacionales.

Menéndez, que lleva vinculada al CSIC desde 1979, ha ocupado varios cargos institucionales y de gestión a lo largo de su carrera: ha sido directora del Instituto Nacional del Carbón, gestora del Plan Nacional de Materiales y del Plan Nacional de Energía y entre 2008 y 2009 ocupó el cargo de vicepresidenta del CSIC, organismo que preside desde 2017.

Homenajeada por la labor que realiza en favor de la conciliación

La fundadora del Club de Malasmadres, Laura Baena, ha recogido la Mención Honorífica del Premio Clara Campoamor por la labor que realiza a través de la Asociación Yo No Renuncio a favor de la conciliación de la vida familiar, laboral y personal. Y es que es esta asociación tiene como objetivo convertirse en el altavoz de las madres que tienen dificultades para conciliar, fomentar la concienciación social y contribuir al camino hacia la igualdad entre mujeres y hombres.

"Tenemos que romper techos de cristal, tenemos que dar la mano a las que están abajo, tenemos que estar unidas porque el 8M es símbolo de igualdad y feminismo que nos une a todas y no podemos dejarnos llevar por lo que nos diferencia, porque lo que nos une es mucho más fuerte y nos hará volar lejos", ha señalado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento