Feminismo y arte: unión ante un sector desprotegido

  • Organizaciones como El Club de las Mujeres (In)visibles y Blanco, Negro y Magenta trabajan para reducir la brecha de género en el mundo del arte.
'Roar like a woman, de Laura Casaus, una de las artistas dentro del Club de las Mujeres (in)visibles.
'Roar like a woman, de Laura Casaus, una de las artistas dentro del Club de las Mujeres (in)visibles.
LAURA CASAUS

Una problemática amplia y diversa. Así describe la situación en el mundo del arte en España Marta Pérez Ibáñez, historiadora y autora junto a Carolina Rodovalho y Semíramis González del Estudio sobre desigualdad de género en el sistema del arte en España, realizado en colaboración con Mujeres en las Artes Visuales (MAV) y el Ayuntamiento de Madrid.

El informe, que incluye datos de más de 1.000 mujeres artistas, traza un mapa de la situación en nuestro país en el que se revelan datos desesperanzadores; por ejemplo, que las galerías españolas cuentan con entre un 26 y un 27% de obras realizadas por mujeres en sus catálogos, frente a más de un 70% de trabajos de hombres; o que la presencia de artistas españolas en ARCO fue en la última feria, celebrada en el año 2020, de tan solo el 6,4%, con un total de 88 nombres entre 1.357 artistas.

Frente a la desigualdad, cada vez son más las asociaciones que reivindican tanto la presencia de autoras en el arte contemporáneo, como el reconocimiento de creadoras que fueron apartadas por una perspectiva machista de la Historia del Arte.

La presencia de artistas españolas en ARCO 2020 fue de tan solo el 6,4%, con 88 nombres entre 1.357 artistas

"Los puestos de relevancia están ocupados por hombres en su mayoría, por lo que la mujer queda en un segundo plano, a pesar de que somos mayoría a la hora de realizar esos trabajos", apunta Eva Tamargo, fundadora y directora del Club de las Mujeres Invisibles. Esta organización se dedica a visibilizar a mujeres artistas y también a apoyar proyectos dirigidos por mujeres dentro del mundo del arte y la cultura.

Valorar mejor

"Las galerías de arte son negocios, y si las obras de las artistas están menos valoradas, es ‘normal’ que quieran apostar por lo seguro", explica por su parte Concha Mayordomo, fundadora de la asociación Blanco, Negro y Magenta, dedicada a reivindicar a las mujeres artistas y a denunciar las situaciones machistas tanto dentro como fuera del mundo del arte.

"La pregunta que subyace es: ¿por qué las obras de las mujeres están peor valoradas? La respuesta está en la propia base de la cultura: se infravalora toda la actividad hecha por mujeres y la calificación sobre la calidad del arte se hace desde el pensamiento masculino", apunta.

Esa perspectiva está sustentado, en parte, en la desigualdad presente en los equipos directivos. "Pese a ser una feria estatal, la desigualdad de ARCO año a año salta a la vista", asegura la artista. Las cifras le dan la razón: según cifras de MAV, la última edición de la feria contó con 209 galerías, de las cuales solo un 25% contaban con dirección femenina.

"Elevar estas cifras sería tan fácil como aplicar el artículo 26 de la Ley de Igualdad, en el que se asegura ‘la igualdad en el ámbito de la creación y producción artística e intelectual'", recuerda Mayordomo.

"Ojalá las mujeres que vengan detrás puedan recordar cómo nos manifestábamos por nuestros derechos y no tengan que hacerlo"

Trabajo y esperanza

Frente a un contexto en el que la paridad brilla por su ausencia, el trabajo de estas asociaciones consigue abrir espacios de promoción, distribución y visibilización del arte femenino. "El proyecto surgió para dar visibilidad a las artistas, y más tarde se extendió para actuar como lanzadera en proyectos dirigidos por mujeres dentro del arte y la cultura", explica Eva, al frente del Club de las Mujeres In(visibles). Su idea, que comenzó agrupando a una veintena de mujeres, cuenta tres años después con más de 125 creadoras en disciplinas artísticas o negocios asociados.

"Cada vez somos más las que estamos en esta lucha", explica por su parte Concha Mayordomo. Su proyecto, Blanco, Negro y Magenta, que ha premiado este año a 20minutos por su lucha por la igualdad, se complementa con un blog, Mujeres en el arte, en el que recopila biografías de artistas olvidadas o poco representadas en la historia. "Espero que finalmente este movimiento llegue hasta los libros de texto, que sea ese el espaldarazo definitivo para poder poner en valor a mujeres llenas de talento que la historia ha ignorado", apunta.

Ese reconocimiento que desea para todas las creadoras está, matiza, cada vez más cerca. "Es un tema en el que llevo trabajando más de diez años, y percibo que desde hace un tiempo ya no es tan difícil encontrar la presencia de mujeres artistas en los centros de arte, en los museos, en los libros".

Eva Tamargo coincide: "Queda mucho camino por recorrer, pero creo que el 8M desde el año 2018 ha dado un buen resultado: cada día se nos escucha más y tenemos más representación en sitios tan importantes como el Museo del Prado o instituciones públicas". ¿Y en el futuro? "Ojalá las mujeres que vengan detrás puedan recordar cómo nos manifestábamos por nuestros derechos y no tengan que hacerlo". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento