El Gobierno acabará con los grados universitarios de tres años implantados por el PP

  • El Ministerio de Universidades establece que todos los grados sean de cuatro años, salvo aquellos que por directrices europeas deben ser más largos.
Alumnos del primer curso de grado de la Facultat d'Economia i Empresa de la URV de Tarragona, este lunes en el primer día de clases presenciales del segundo cuatrimestre
Varios alumnos reciben una clase universitaria.
ACN

El Ministerio de Universidades que lidera Manuel Castells aprobará un decreto por el cual establecerá la obligatoriedad de que, con carácter general, los grados universitarios sean de 240 créditos, es decir, que estén diseñados para cursarse en cuatro años. Esto implica acabar con las carreras exprés implantadas por José Ignacio Wert, ministro de Educación con el PP, que permitió la implantación de algunos grados de tres años destinados a que la formación se completase posteriormente con un máster de dos años.

La medida tendrá un impacto reducido, ya que las carreras de tres años son muy minoritarias: apenas 24 grados de los en torno a 3.800 que se ofertan en España. Las universidades tendrán ahora un periodo de cuatro años para adaptar sus estudios al nuevo marco, lo que supone que los alumnos que ahora mismo están cursándolos no se verán afectados.

De esta forma, el borrador del decreto elaborado por Universidades establece que todos los Grados sean de 240 créditos (60 por curso), con la única excepción de aquellos que por directrices europeas deben ser de 300 o 360 créditos, como Medicina. Asimismo, se mantiene la estructura básica de la oferta académica actualmente vigente, configurada en tres etapas: grado, máster y doctorado. Los másteres podrán tener 60, 90 o 120 créditos (entre uno y dos años), y al doctorado podrá accederse habiendo superado 300 créditos.

En 2017, el Ministerio de Educación acordó con los rectores que solo los grados de nueva creación podrían ser de tres años. En esa época ya estaba fuera del Gobierno el ministro Wert, que justificó la creación de estos grados de tres años asegurando que facilitarían la internacionalización de las universidades españolas. Dicha medida, incluida en el conocido como "decreto 3+2", provocó el rechazo de parte de la comunidad educativa al considerar que los grados de menor duración obligarían a realizar un máster de dos años, más caros.

Los estudios oficiales de grado, según plantea el borrador del decreto, podrán impartirse en modalidad docente presencial, no presencial o híbrida. Además, en los estudios podrán cursarse prácticas académicas externas, con el objetivo de reforzar la formación recibida por los estudiantes mediante el desarrollo formativo tutorizado por la universidad en instituciones, administraciones, empresas, organizaciones sociales y sindicales, y en otras entidades, para poner en práctica las competencias y habilidades adquiridas.  

Además, los títulos de grado y máster podrán incluir la mención dual, que certifica que los estudios se han cursado de forma complementaria tanto en la universidad como en una entidad colaboradora donde el alumno trabajará como becario. En esta entidad, el estudiante que se esté formando tendrá que tener "un contrato laboral que tendrá como objeto fundamental el desarrollo de la formación del estudiante y estará mediado por un Convenio Marco entre la universidad y la entidad", señala el texto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento