Las variaciones en la luz solar tienen más que ver con la contaminación que con las nubes, revela un estudio

  • Partículas finas como los aerosoles de sulfato crean una neblina en la atmósfera que bloquea la entrada de la luz solar.
Sol, luz solar
Imagen de archivo de la luz solar.
PIXABAY

La cantidad de luz solar que llega a la superficie de la Tierra ha estado fluctuando durante décadas, y un nuevo estudio respalda la idea de que la actividad humana es la culpable, revela Science Alert.

Tal y como recoge este medio, a finales de la década de los 80, los investigadores notaron por primera vez una disminución constante o  en varias partes del mundo, incluida una caída de casi el 30% en la luz solar desde la década de 1950 en una región particular de la Unión Soviética.

Solo unas décadas más tarde, después de que se prohibieran los aerosoles más dañinos y se disolviera la Unión Soviética, la tendencia cambió repentinamente de un efecto de "atenuación global" a uno de brillo.

Durante mucho tiempo se sospechó que las partículas finas, como los aerosoles de sulfato, crean una neblina en la atmósfera que bloquea la entrada de la luz solar. La evidencia ha demostrado que este tipo de contaminación refleja casi toda la radiación que encuentra en la atmósfera, mientras que también refleja o absorbe la luz.

Si estas partículas son responsables o no de décadas de atenuación global sigue siendo controvertido, y algunos argumentan que las variabilidades naturales, como la absorción de la luz solar por las nubes, son factores más importantes que la contaminación en la cantidad de luz que llega a la Tierra.

Este nuevo estudio buscó tener en cuenta las variaciones en la luz solar en condiciones despejadas y nubladas y encontró que la contaminación producida por el hombre es, de hecho, uno de los principales culpables de la atenuación.

Wild y sus colegas utilizaron datos históricos recopilados entre 1947 y 2017 por el registro de radiación solar de Potsdam. El registro de Potsdam está considerado como una de las mediciones continuas más largas y mejor mantenidas del mundo de la radiación solar en la superficie de la Tierra.

Incluso cuando el cielo está despejado, el análisis revela que puede haber fuertes tendencias de oscurecimiento y brillo, similares a los cielos nublados.

"Nuestro análisis muestra que las fuertes variaciones decenales (atenuación y brillo) no solo aparecen cuando se consideran las nubes, sino que también siguen siendo evidentes en condiciones libres de nubes cuando se eliminan los efectos de las nubes", escriben los autores en su artículo publicado.

Con las nubes descartadas, los autores argumentan que las variaciones en los aerosoles deben ser un modificador sustancial del oscurecimiento y brillo global.

"Aunque ya lo habíamos asumido, no habíamos podido probarlo directamente hasta ahora", dice el científico climático y autor principal del estudio, Martin Wild.

Sería bueno pensar que la atenuación global ya no es un problema, pero el hecho de que el mundo se esté iluminando no significa que nuestro futuro lo sea.

Recientemente, algunos aerosoles prohibidos internacionalmente han comenzado a aumentar misteriosamente, e incluso si los controlamos, a los científicos les preocupa que la atenuación histórica ya haya ayudado a enmascarar algunos de los efectos del calentamiento global.

Advierten que más luz solar que llega al planeta no es necesariamente algo bueno; podría hacer que una futura "Tierra de invernadero" sea aún más caliente.

Esa es en parte la razón por la que algunos expertos están investigando formas de inducir la atenuación global a través de la geoingeniería solar, aunque otros piensan que es demasiado arriesgado.

Recientemente, por ejemplo, un estudio en el Ártico vinculó las prácticas mineras pesadas con el oscurecimiento regional, y se descubrió que esto reduce el crecimiento de los árboles desde la década de 1970.

Los bosques son uno de los sumideros de carbono más importantes de la Tierra, y si el crecimiento de los árboles se ralentiza con menos luz solar en tal medida, podríamos estar disparándonos seriamente en el pie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento