Sucesos.-Detenido en Torreblanca cuando vendía cerdos robados de una finca y sin controles sanitarios

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a una persona por unpresunto delito de robo con fuerza y contra la salud pública. El arrestado se encontraba en la barriada de Torreblanca vendiendo cerdos ibéricos vivos, no aptos para el consumo, que habían sido sustraídos de una finca del término municipal de Dos Hermanas.
Detenido por la supuesta venta de cerdos ibéricos robados de una finca nazarena
Detenido por la supuesta venta de cerdos ibéricos robados de una finca nazarena
POLICÍA NACIONAL

La policía tuvo conocimiento de los hechos el día 15 de diciembre delpasado año a través de la llamada de una persona que denunciaba quedos personas estaban vendiendo cerdos vivos en la calle Manzano deSevilla, detalla en un comunicado.

Los agentes de un patrullero de seguridad ciudadana observaron un camión cargado con diez cerdos. Las personas que allí se encontraban, "incluidas las que estaban supuestamente vendiéndolos", emprendieron la huida al percartarse de la presencia policial.

Realizada una inspección del lugar, se hallaron tirados en lasinmediaciones hasta tres animales sin vida, siendo intervenido el camiónde cerdos. Los agentes realizaron gestiones con los serviciosmunicipales para la retirada de esos animales y su depósito en elCentro Municipal Zoosanitario de los restantes.

Efectivos de la Policía Judicial de la Comisaria Distrito de Sevilla Este determinaron que los animales habían sido sustraídos forzando el vallado perimetral de una finca situada en la carretera Torreblanca- Mairena, en el término de Dos Hermanas. Asimismo, se pudo averiguar que los cerdos habían sido tratados con medicamentos y no eran aptos para el consumo humano hasta pasados 10 meses.

Por este motivo, los investigadores realizaron gestiones a través de las autoridades sanitarias por si se hubiera detectado intoxicación en la población por ingesta de carne de porcino durante las fechas en que ocurrieron los hechos, si bien, no se constató ningún caso.

La investigación e identificación sobre los presuntos autores de los hechos se vio dificultada "por las complicaciones que presenta su localización en la barrida de Torreblanca", por lo que no fue hasta el pasado día 2 de febrero, cuando tras un dispositivo de vigilancia, se pudo detener a un hombre de 32 años mientras que el segundo de los encartados está en paradero desconocido.

El detenido tiene antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Detenidos de Sevilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento