Billie Eilish pide la orden de alejamiento contra un hombre que le envía amenazas de muerte y vigila su casa

La cantante Billie Eilish.
La cantante Billie Eilish.
GTRES

Ser una de las mayores artistas contemporáneas tanto en número de seguidores como en las buenas críticas que ha recibido su música le ha granjeado sin embargo a Billie Eilish problemas bastante graves, como la presencia continuada de un hombre que hacía guardia delante de su casa y le enviaba amenazas de muerte.

Pero la artista de 19 años por fin ha conseguido la orden de alejamiento contra este hombre, John Hearle, de 23 años, que Eilish define como acosador y potencialmente peligroso en la denuncia que interpuso y que, tal y como ha alegado, lleva desde el pasado verano acampado cerca de un colegio al otro lado de su calle, en una zona residencial de Los Angeles.

Según las palabras de la autora de éxitos como bad guy, Therefore I am o la reciente Lo Vas a Olvidar, con Rosalía, Hearle ha estado enviándole multitud de inquietantes cartas llenas de amenazas como "No puedes conseguir lo que quieras a menos que lo que quieras sea morir por mí" o "Tú ya sabes que muy pronto el agua subirá y es bastante probable que mueras... Morirás", así como dibujos de Lucifer, según los documentos obtenidos por TMZ

Estos escritos, amén de que Hearle están continuamente vigilando cuándo entra y sale de su casa, diciéndole cualquier cosa cuando la ve, haciendo gestos extraños (como pasarse horizontalmente el dorso del pulgar por el cuello a modo de cortarle la garganta), le están provocando a la artista altas cotas de ansiedad y estrés, así como el humano miedo de salir a la calle y que los actos de este hombre puedan ir a más, tanto con ella como con los suyos.

Esto le está provocando a la joven creadora bastante "daño emocional, incluido el temor por mi seguridad y la seguridad de mi familia, así como la pérdida de la sensación de paz, tranquilidad y refugio en mi propio hogar y en mi espacio personal como resultado de sus repetidos casos de acoso".

En esos mismos documentos con los que finalmente le han otorgado la orden de alejamiento, Billie Eilish es bastante explícita: "Ahora mismo no me siento segura saliendo de mi casa y disfrutando de hacer un podo de ejercicio físico que salgo a practicar por mi vecindario, dado que [Hearle] podría intentar aprovecharse y hacerme daño. Cada vez que lo veo solo quiero gritar".

El portal TMZ ha hablado con el Departamento de Policía de Los Angeles quienes aseguran que lo están investigando pero que no han realizado todavía ningún arresto. La orden de alejamiento que ha requerido Billie Eilish para ella y su familia es de unas 200 yardas (algo más de 180 metros).

En mayo del año pasado, la cantante ya consiguió otra orden de alejamiento contra un supuesto fan obsesionado que iba a verla a su casa una y otra y otra vez, llegando a llamar al timbre de la puerta o quedándose en el jardín de la casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento