Kendall Jenner, blanco de las críticas sobre apropiación cultural por su nuevo negocio de tequila

La influencer y modelo Kendall Jener, en febrero de 2020.
La influencer y modelo Kendall Jener, en febrero de 2020.
Christopher Smith / GTRES

Kendall Jenner tiene mucho dinero y muchos seguidores pero no tiene el cariño de toda esta gente. Y es que la modelo e influencer ha conseguido cabrear en menos de una semana al colectivo feminista por un posado que muestra unos cánones de belleza imposible y a sus followers mexicanos por apropiación cultural.

En el primer caso, hace casi una semana, la celebrity subió a sus redes unas fotografías de su última sesión de fotografías en las que daba la sensación de que estaban retocadas, dado que sus proporciones en ellas eran más propias de una muñeca que de una persona de carne y hueso.

La lluvia de comentarios y hasta explicaciones en vídeos de Youtube a dicho post daba cuenta de que los más de 152 millones de seguidores de la empresaria en Instagram no solo quieren estar al día de lo que hace o dice Kendall sino también las posibilidades de ampliar su opinión sobre el tema.

"Kendall es, obviamente, muy hermosa, pero estas no son las proporciones reales de su cuerpo ni las de nadie. Por favor, no se comparen con imágenes tan editadas. Incluso Kendall no es así en la vida real", escribía un usuario. En Twitter España, además, se habló bastante de sus partes pudendas.

Lo curioso es que estando ya para acabar esta polémica, la hermana de las Kardashian y de Kylie Jenner se ha visto envuelta en otra completamente distinta pero que ha vuelto a cabrear a una buena parte de sus fans, que acusan a la joven de 25 años de apropiación cultural.

Como es un tema amplio, vamos a empezar por definirlo. Tal y como lo describe la escritora y activista Desirée Bela-lobe, la apropiación cultural aparece cuando "una cultura mayoritaria [en este caso, la posición privilegiada de Kendall] toma elementos o prácticas de una cultura minoritaria [...]" las cuales "se suelen descontextualizar, se desproveen de todo significado y además se utilizan con fines lucrativos".

Dicho esto, Kendall Jenner ha enfadado a los mexicanos, una cultura y una historia que en Estados Unidos se ha mirado siempre por encima del hombro, parodiándola y siendo oprimida, con su último proyecto empresarial: 818, una marca de tequila al que ha bautizado en honor al código postal de Calabasas, la zona de Los Angeles en la que viven las Kardashian.

No es la única estrella que ha creado una empresa de la famosa bebida (Nick Jonas o Dwayne The Rock Johnson también tiene una, por ejemplo), pero aunque aún no haya salido al mercado, el hecho de que lleve preparándolo en secreto los últimos cuatro años ha encendido aún más los ánimos.

"Durante casi 4 años he participado en esta aventura para crear el tequila con el mejor sabor. Tras docenas de pruebas de catas a ciegas, viajes a nuestra destilería, participar en concursos mundiales de degustación de forma anónima y ganar... tres años y medio más tarde, ¡creo que lo hemos logrado!", explicaba en su post.

¡Es lo único que hemos bebido en el último año y no puedo esperar a que todo el mundo lo tenga en sus manos para disfrutarlo tanto como nosotros", explica la empresaria junto a varias fotografías y vídeos tanto de sus amigos como del proceso de creación del tequila.

Este, según la cuenta oficial de Instagram de la bebida, está "hecho a mano" en Jalisco, México, lo cual ha cabreado más aún a los usuarios, algunos de los cuales han hecho un hilo de Twitter con marcas autóctonas que pueden apoyar en lugar de las de las celebrities o diciendo directamente cuánto les "ofusca" este tipo de comportamientos.

"Siempre aparece esa idea de famosetes blancos que se aprovechan de los artesanos mexicanos locales y se benefician de nuestras tradiciones y negocios agrícolas pero solo visitan Cabos y Puerto Vallarta como lugares de vacaciones", escribió un usuario.

"Kendall Jenner está comenzando una marca de tequila, sin ningún tipo de conocimiento sobre la cultura mexicana y llamándola Tequila 818 es gentrificación. ¿Qué pasa con esas marcas mexicanas de tequila o mezcal más pequeñas y familiares? Se merecen más la publicidad y el apoyo", aseguraba otro.

Por último, había quienes criticaban que una "niña rica blanca y privilegiada" no se dedicase mejor al vino (algo extendido en California) o quien, con bastante ironía, aseguraba: "Kendall Jenner ha presentado su propia marca de tequila... ¿Qué sigue en la lista de colonización de las Kardashian / Jenner?".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento