El Gobierno alarga hasta finales de 2023 el plazo para privatizar Bankia

Logo de la entidad bancaria Bankia en su sede en una de las torres Kio de Madrid.
Logo de la entidad bancaria Bankia en su sede en una de las torres Kio de Madrid.
Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

El Gobierno ha aprobado este martes en el Consejo de Ministros prorrogar dos años más, hasta finales de 2023, el plazo para que el Estado privatice su participación del 61,8 % en Bankia, que tras la fusión con CaixaBank pasará a superar el 16% de esta última entidad.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la finalidad de esta ampliación es favorecer la utilización más eficiente de los recursos públicos maximizando la recuperación de ayudas.

La extensión del plazo de privatización, la tercera que se aprueba contando las acordadas antes por el Gobierno de Mariano Rajoy, permitirá al FROB, el fondo del Estado que posee la participación en Bankia, ejecutar su estrategia de desinversión "con más flexibilidad", ha añadido la también ministra de Hacienda.

Actualmente, el FROB tiene una participación del 100 % en BFA, la matriz de Bankia, lo que supone una participación del 61,8 % en este banco, inmerso en un proceso de fusión por absorción por CaixaBank que, una vez se concrete, dará al FROB una participación del 16,11 % del capital de CaixaBank.

Tres ampliaciones de plazo

En 2012 España decidió sacar adelante una ley en la que se comprometía a vender íntegramente las acciones suscritas por el FROB en las entidades rescatadas en un plazo no superior a cinco años desde la fecha de suscripción.

Esto suponía que el Estado debía salir del accionariado de Bankia en 2017; sin embargo, se trataba de compromisos acordados por el propio Gobierno de Rajoy y no con el resto de socios de la UE, plasmados únicamente en una ley nacional susceptible de ser modificada o derogada por otra norma de igual rango o posterior.

Por ello, a finales de 2016 el Gobierno sacó adelante un real decreto ley que ampliaba de cinco a siete años el plazo para privatizar Bankia y sentó las bases para que con un mero acuerdo del Consejo de Ministros se pudiera volver a dar una prórroga.

Eso permitió extender en un primer momento de diciembre de 2017 a finales de 2019 el plazo de desinversión y en 2018 se amplío de nuevo hasta diciembre de 2021. Ahora, con el acuerdo adoptado este martes se modifica por tercera vez ese plazo y se amplía hasta diciembre de 2023.

BFA-Bankia recibió casi 22.500 millones de euros 

El grupo BFA-Bankia recibió una inyección de 22.424 millones, de los que 10.620 millones fueron a parar a Bankia -la filial cotizada- antes de absorber BMN, que había obtenido a su vez 1.645 millones.

Bankia ha devuelto 3.303 millones de las ayudas: 1.304 millones cuando el Estado vendió una participación del 7,5% en febrero de 2014; 818 millones más con una segunda y última colocación de un 7 % en diciembre de 2017; y el resto con el pago de dividendos.

Por esta vía, Bankia ha reembolsado 128 millones con cargo a sus beneficios en 2014; 195 millones en 2015; 211 millones en 2016, 207 millones en 2017, 219 millones en 2018 y 220 millones en 2019.

El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri no abonó en 2020 dividendo siguiendo las recomendaciones del Banco Central Europeo, a pesar de que incluso barajó la opción de distribuir un extraordinario con los más de 2.500 millones de euros de capital generados. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento