Lucía Dominguín responde a la madre de Nacho Palau y defiende a su hermano, Miguel Bosé: "Tiene una gran carga"

Lucía Dominguín, concursante de 'MasterChef Celebrity'.
Lucía Dominguín.
Instagram / @luciadominguinbose

Sacar las uñas. Eso es básicamente lo que ha hecho Lucía Dominguín en el turno de réplica que le han dado en Sálvame Deluxe para que respondiese a las palabras de Lola Medina, la madre de Nacho Palau, quien defendió a su hijo diciendo que durante la larga relación había estado "anulado y sometido" por el artista y que hasta Lucía Bosé estaba de su parte.

Solo un día después, la hermana pequeña de Miguel Bosé se sentaba delante de María Patiño para dejar claro varios conceptos en lo que se refiere a los cuatro hijos que tuvieron el cantante y el escultor, Telmo, Ivo, Diego y Tadeo, todos ellos por madre de alquiler.

Ya advirtió Nacho Palau tras perder el juicio que iría "a por todas", entendiendo que los cuatro pequeños (no llegan a los diez años) son hermanos aunque no compartan sangre: Diego y Tadeo llevan el ADN del cantante y viven con él en México; e Ivo y Telmo, que fueron engendrados con esperma de Palau y se fueron a su casa en Chelva, en la Comunitat Valenciana.

Esa unidad también la defiende Lucía Dominguín, aunque está visto que para cada una de las partes es algo diferente. "Con Nacho tengo una relación estupenda: somos vecinos y lo veo a menudo. Lo conocí cuando tenía 19 años, para mí es como un hermano. A esos niños los considero míos y de mi familia. Tengo muchos sobrinos, pero por parte de Miguel tengo dos sobrinos y por parte de Nacho otros dos", comenzó explicando la exconcursante de MasterChef Celebrity.

De hecho, los culpables de toda esta situación para ella son los adultos, dado que nadie les quita la inocencia a los cuatro hijos de la expareja: "Quiero muchísimo a Nacho, adoro a mi hermano y eso no voy a dejar de hacerlo. Lo que querrá hacer Nacho es juntar a sus cuatro hijos, son divinos y se lo pasan fenomenal. La tragedia la estamos haciendo los mayores, ellos lo pasan bien donde estén, sus papás son sus papás".

"Esos niños tienen una fuerza juntos que ningún juez ni nadie les va a quitar. Los niños de Miguel y Nacho se ven por Zoom [la paltaforma de videollamadas] y juegan a través de Internet. Tienen lazos muy fuertes entre ellos, nada los va a separar", argumentó, para luego añadir: "Para ellos, España es como Disneyland. A mi hermano lo ponéis como si fuera... Es gente con mucho poderío, que tiene que estar ahí dando caña y manteniendo a mucha gente. Miguel tiene una gran carga y es una persona". 

A pesar de la distancia (todo el Océano Atlántico), Lucía entiende que ella también pasó por algo parecido con sus hermanos, Miguel y Paola Dominguín, cuando eran pequeños y que esto no tiene por qué afectarles: "Ese vínculo nadie lo va a romper".

"Los niños no sufren las ausencias como las sufrimos los adultos. No es el niño pobre y el niño rico; Nacho tiene un poderío y una fuerza tremenda, puedes nacer rico y ser tonto, ser pobre y tener un corazón brillante. Esos niños en un futuro van a estar juntos, lo han mamado desde pequeños", vaticinó.

Además, no tuvo reparos en contestar a Lola Medina, aunque sin mencionar su nombre, y explicando cómo puede sentarle a Miguel Bosé las palabras nada halagüeñas que le dedicó. "Que de repente ciertas personas se metan en su vida privada le puede molestar, pero solo 5 minutos, tiene muchas cosas que hacer; entre ellas cuidar a dos hijos", continuó Lucía, que finalizó reflexionando que si su hermano ha dicho "que únicamente tiene dos hijos será por una cuestión legal". "Mi hermano siempre quiso que los cuatro niños se criaran juntos", zanjó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento