Daniel de Fama
Daniel entró con mal pie en el concurso de Fama. (CUATRO) CUATRO

No hace falta ser un novato para hacerlo mal en Fama, esta semana, un veterano también ha resultado nominado. Junto a Daniel, Erik ha salido candidato para la expulsión del concurso televisivo. Arrastran a la nominación a sus parejas, Eider y Eli.

Daniel ha estado decaído y Eider desconcentrada, la actitud de la chica no ha sido la mejor y le ha traído consecuencias, no ha sabido ayudar su compañero ni apoyarle en los malos momentos que está pasando, tal como le ha dejado saber Lola, con quejarse no se soluciona nada, hay que trabajar para salir adelante los dos. Además Daniel ha salido perdedor en la convivencia.

Crece la amistad entre Cris y Marisa... y los celos de Omar

En palabras de Lola esta pareja es "La más caótica y desequilibrada de toda la historia de Fama", tienen una falta de compenetración absoluta, ha dicho tajantemente la profesora.

También ha trascendido que Daniel arrastra problemas que trae de fuera y es que su novia le confesó que le ha sido infiel con otro, por lo que Sergio dejó claro que debe sobreponerse a ello, porque sino podría perder además de la novia, la oportunidad que le brindan de estar en Fama.

Los problemas sentimentales tampoco son sólo para Daniel: Iris, Raquel, Sara, Cris y muchos más concursantes han dejado fuera a sus parejas y han soportado tres meses sin poder verse. Dentro la situación también provoca roces, como los celos de Omar por la amistad, cada vez más cercana entre su 'Cuqui' Marisa y el rumano Cris.

El peor enemigo de la danza: el tabaco

Por otro lado Lola ha aconsejado a los chicos que el cigarrillo no es compatible con la danza: "Hay que dejarlo ya", por ello han recibido una charla de la Asociación Española contra el Cáncer que les informó sobre los peligros del tabaco: el 90 por ciento del cáncer de pulmón es debido al hábito de fumar.

Marisa también ha sido candidata a la nominación por su nula evolución en lírico. A diferencia de Eva que ha sabido defender su trabajo esta semana, tras la ausencia de su compañero (de viaje en Detroit) ha bailado sin utilizar su brazo, aún resentido por la lesión, y ha dedicado la coreografía a todas las personas que no pueden bailar por tener algún impedimento físico.

Los que han sabido brillar con luz propia han sido Iraida e Iván quienes, en su segunda semana de convivencia han logrado destacar y recibir la enhorabuena de la exigente Lola.