Las pistas de por qué los asaltantes al Capitolio pudieron tener ayuda desde dentro

Seguidores de Donald Trump asaltan el Capitolio.
Seguidores de Donald Trump asaltan el Capitolio.
JIM LO SCALZO / EFE

El asalto, el pasado 6 de enero, del Capitolio de Washington por un grupo de seguidores de Donald Trump, ha provocado un terremoto político y social sin precedentes en Estados Unidos. Las autoridades siguen investigando estos hechos sin precedentes, y una de las teorías es que los manifestantes tuvieran ayuda desde dentro del parlamento.

El FBI está tratando de averiguar si el asalto fue premeditado. Además, según la BBC, son varios los congresistas demócratas que creen que algunos de sus homólogos republicanos apoyaban el golpe.

Este viernes, la Fiscalía reveló que los asaltantes tenían como objetivo capturar y asesinar a congresistas. La afirmación se basa en que algunos de las manifestantes llevaba esposas y bridas de plástico.

Una de las preguntas que más se repite es que cómo pudieron llegar tan lejos los manifestantes, lo que pone en el disparadero a la policía del Capitolio. Además, voces críticas apuntan a que el asalto se podía prever, ya que se habían producido convocatorias en internet.

Pero las teorías van más allá. La congresista demócrata por Nueva Jersey Mikie Sherrill asegura que el día antes del asalto vio a varias personas en lo que parecía una especie de visita guiada o, según sus palabras, "una gira de reconocimiento".

Sherrill y otros demócratas recuerdan que las visitas al Capitolio por parte de turistas están suspendidas por la pandemia, por lo que sólo personal interior podía hacer entrar a estas personas ajenas a la Cámara.

"Miembros del grupo que atacó el Capitolio parecen haber tenido un conocimiento inusualmente detallado del plano del complejo del Capitolio. La presencia de estos grupos en el Capitolio el día anterior es sin duda sospechosa", dicen fuentes del Partido Demócrata.

Estas acusaciones no han sentado bien en el partido rival. El republicano Vern Buchanan, congresista por Florida, opina que la acusación es "difícil de creer".

"Las alegaciones de la congresista Sherrill de una conspiración criminal por miembros del Congreso sin identificar es sorprendente y difícil de creer. Si tiene pruebas de que un miembro del Congreso realizó visitas de reconocimiento para ayudar a los alborotadores a planear el ataque de la semana pasada, las tiene que revelar de inmediato. No vi nada de eso cuando estuve en el edificio esa semana y me sorprendería mucho saber que es verdad", añadió Buchanan.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, dijo: "Tenemos que confiar en los colegas, todos hicimos el mismo juramento de defender y proteger la Constitución de cualquier enemigo extranjero o interno. No obstante, hay que investigar. Si se demuestra que hubo cómplices que instigaron y secundaron el asalto, habrá que tomar medidas que irán más allá del Congreso, habrá que procesarlos", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento