José Luis Rodríguez Zapatero y Dmitri Medvédev
José Luis Rodríguez Zapatero y Dmitri Medvédev, durante la rueda de prensa. (Juanjo Martín / EFE). Juanjo Martín / EFE

Este martes se ha celebrado un cara a cara entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su homólogo ruso, Dmitri Medvédev que ha tenido como asunto principal la firma de un memorando de cooperación energética que supondrá una mayor seguridad para el abastecimiento de España y la garantía de un mejor acceso de las empresas españolas a las reservas rusas.

Nadie ha cerrado las puertas a un acuerdo entre Lukoil y Repsol

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión celebrada en el Palacio de la Moncloa, Zapatero subrayó que se trata de un acuerdo "muy amplio" y apuntó que paralelamente se han firmado convenios en el terreno empresarial, como los rubricados entre Iberdrola y la eléctrica rusa Inter Rao o Gas Natural y Gazprom.

El presidente del Gobierno español añadió que el memorando significa también más oportunidades para el crecimiento y la creación de empleo de las empresas españolas en Rusia y abre la puerta a la colaboración de España con "un gigante energético".

Ambos mandatarios subrayaron que la colaboración podría plasmarse tanto mediante el intercambio de activos, algo que para Medvédev es esencial para garantizar el suministro en Europa, como a través de intereses en terceros países u "otras fórmulas", dependiendo del sector, apuntó Rodríguez Zapatero.

Lukoil y Repsol YPF

Preguntados por si el acuerdo puede abrir la puerta a que Lukoil retome las negociaciones para entrar en Repsol YPF, subrayaron que se trata de empresas privadas y que son ellas las que tienen que decidir, al tiempo que destacaron que sus respectivos gobiernos en lo que trabajan es en favorecer la colaboración entre compañías. Rodríguez Zapatero aseguró que durante el encuentro con Medvédev no abordaron el asunto, mientras que el presidente ruso subrayó que "nadie ha cerrado la puerta" a las citadas negociaciones porque éstas corresponden a las empresas implicadas.

Por otra parte, ambos coincidieron en destacar que la cooperación entre Rusia y España no se circunscribirá únicamente al ámbito de las energías "clásicas", sino que prestará especial interés al desarrollo de energías renovables y el uso de las nuevas tecnologías.