Cómo hacer esquejes de rosal

Rosa híbrido de té.
Rosa híbrido de té.
Wikipedia / Georges Seguin

Los rosales son una de las plantas por excelencia en cualquier jardín. Cuando se consigue tener una planta que crece sana y con coloridas flores durante los meses de floración, es muy común querer reproducirla para conseguir nuevos ejemplares. 

Aunque no es lo más recomendable para los rosales, la forma más fácil de reproducir la planta es mediante esquejes. Esta forma de reproducción funciona con este tipo de plantas, pero serán unos rosales menos resistentes a los cambios climáticos y las enfermedades o plagas. 

Sin embargo, es posible hacer los esquejes y que la planta crezca e, incluso, que dé flores. Una recomendación para evitar los inconvenientes antes mencionados es hacer los esquejes de una planta silvestre y, después, injentar la variedad que se desee.

Para hacerlo, solamente es necesario coger unas tijeras o cuchillo desinfectado que corte bien. La mejor época es durante el otoño, cuando ya finaliza la floración del rosal. Basta con elegir una de las ramas que hayan dado flor durante la época de floración y cortarlo. 

Una vez que se tenga, hay que cortar la punta y quitar las hojas y los brotes. El esqueje se planta en una maceta, manteniendo los cuidados básicos de un rosal, es decir, evitando las bajas temperaturas, el sol directo y regando regularmente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento