Belén Écija, la hija de Belén Rueda, desvela por primera vez detalles de la relación con su pareja

Belén Écija, en enero de 2020.
Belén Écija, en enero de 2020.
Sergio R Moreno / Gtres

En su momento, cuando se habló en la primavera de 2019 de Belén Écija, aparte de decir que era la hija de Belén Rueda, un sambenito que lucha por quitarse aunque esté muy orgullosa de la intérprete de El orfanato, se indagó tanto en su deseo de seguir los pasos de su madre en el mundo de la interpretación como en que estaba saliendo con un modelo, Juan Esverri.

Sin embargo, las fotografías en común que tenían han desaparecido de sus respectivos Instagram, por lo que es fácil adivinar que su relación no acabó particularmente bien. Y sin embargo, la joven actriz de 26 años no solo se ha rehecho de ese varapalo emocional con mucho trabajo, sino que está más feliz que nunca con su nueva pareja, Jaime Sánchez, del que por primera vez ha hablado.

Belén ha estado todo este año trabajando en proyectos como la serie de Atresmedia La valla -donde ha interpretado a Daniela Covarrubias-, una serie creada por su padre, el productor Daniel Écija, así como su cada vez más pujante carrera como influencer (aunque de alguna forma, y sobre todo en los últimos tiempos, esto siempre vaya unido).

Precisamente en la red social, donde acumula casi 28.000 seguidores, Belén se ha sumado a la moda de preguntas y respuestas que estos días tanto se ve en las stories de amigos, familiares y celebrities. Y entre cuestiones sobre su futuro laboral y el éxito, se han colado varias sobre Sánchez que no ha dudado en responder.

La primera versaba sobre cómo había conocido al "afortunado" y ella, adjuntando una instantánea de un beso apasionado, ha contestado: "Le conozco desde hace casi 5 años ya. Éramos amigos y teníamos una conexión guay, cada vez que nos encontrábamos nos hacía especial ilusión pero, por las circunstancias de la vida, el amor no surgió hasta hace poco más de año y medio".

Y parece ser que durante este tiempo han podido aprovechar, a pesar de la cuarentena que ha habido entre medias, muy bien su tiempo juntos, pues ambos son muy amantes de los viajes (han estado juntos en un paseo en góndola por Venecia o montando en camello por el Sáhara), las cenas con amistades, ir a la playa cuando el tiempo lo permite y hasta asistir a una boda de invitados.

Aparte de ello, Belén ha desvelado también que debería haberle picado el gusanillo de la interpretación a otra edad más temprana, no a los 21 años, cuando empezó a formarse, porque lleva haciendo "espectáculos en casa desde que era un moco". "De lo único que me puedo arrepentir es de no haber empezado a antes", ha confesado, así como que tiene "mil ganas" de contar su próximo rodaje, "pero queda un poquito".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento