Bruselas permite que Hungría suministre la vacuna rusa Sputnik sin autorización de la Agencia Europea del Medicamento

Viales de una vacuna contra el coronavirus.
Viales de una vacuna contra el coronavirus.
GTRES / Zeljko Lukunic

La Comisión Europea ha confirmado este lunes que Hungría podrá suministrar la vacuna rusa contra la COVID-19, Sputnik V, a sus ciudadanos sin que exista todavía una autorización de la misma por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés).

En concreto, las autoridades húngaras podrán utilizar un procedimiento de urgencia previsto en las normas europeas que permite a los Estados miembros probar en sus territorios vacunas que todavía no tienen el visto bueno centralizado de este organismo europeo, aunque de forma "limitada" y "temporal".

"En una situación de urgencia, un Estado miembro puede de manera limitada autorizar una vacuna y su distribución a los ciudadanos", ha explicado en una rueda de prensa el portavoz principal del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer, quien ha precisado que en estos casos el fármaco puede suministrarse solo dentro de las fronteras del país que ha optado por este procedimiento.

De esta forma, el Gobierno de Viktor Orban tiene vía libre para utilizar la vacuna rusa contra la COVID-19, Sputnik V, que las autoridades húngaras ya han comenzado a utilizar para comprobar su grado de tolerancia y de eficacia, sin esperar antes una evaluación de la EMA.

La responsabilidad recae en Hungría

El portavoz de Salud de la Comisión Europea, Stefan de Keersmaecker, ha explicado en la misma comparecencia de prensa que, en estos casos, los Estados miembros son los encargados de hacer la "evaluación" pertinente y, por tanto, recae sobre ellos "toda la responsabilidad" al respecto.

En cualquier caso, el Ejecutivo comunitario ha subrayado que es "esencial" que haya "máxima transparencia" en el proceso. "Por eso pensamos que es importante que la EMA esté implicada en el proceso de validación de vacunas", ha apuntado Mamer.

Fuera del procedimiento de urgencia, la vía "centralizada" de autorización de vacunas biotecnológicas contempla una recomendación "obligatoria" por parte de la Agencia Europea del Medicamento antes de que pueda ser distribuida por toda la Unión Europea. Es el caso, por ejemplo, de todas las vacunas que Bruselas ha negociado para adquirir de forma anticipada seis de ellas.

Hungría recibió el lunes pasado las primeras muestras de la vacuna Sputnik V, según confirmó el ministro de Exteriores húngaro, Peter Szikarto, y las autoridades del país ya han comenzado a realizar pruebas con ella para comprobar su seguridad y eficacia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento