El espeluznante parásito hallado en el estómago de un ciudadano indio

  • Provocó un fuerte dolor abdominal, diarrea y vómitos a un joven sin patologías previas.
Los gusanos hallados en el estómago del joven.
Los gusanos hallados en el estómago del joven.
THE NEW ENGLAND JOURNAL OF MEDICINE

Médicos de un hospital de Nueva Delhi (India) encontraron gusanos en el estómago de un joven de 20 años que acudió al centro médico tras padecer durante un día entero un fuerte dolor abdominal, diarrea y vómitos, según recoge The New England Journal of Medicine.

El chico, aparentemente sano, se presentó en emergencias con dichos síntomas. Dado que su historial no reflejaba condiciones médicas conocidas, los doctores decidieron hacerle una serie de pruebas para determinar qué es lo que le ocurría. Los resultados indicaron un alto nivel de glóbulos blancos, lo que podía generar una infección, y de hemoglobina, lo que podría suponer que el joven sufriera desde deshidratación hasta cáncer de sangre.

También se le realizó una ecografía de la vena cava inferior, ubicada cerca del abdomen, para comprobar los niveles de líquido en sus vasos sanguíneos, pero no podían imaginar cuáles serían los resultados: una "estructura tubular que se movía en zig-zag" dentro de su estómago.

Para cerciorarse de si sus sospechas eran ciertas, los doctores pidieron al hombre una muestra de sus heces para examinarlas por si hallaban parásitos en ella. Fue entonces cuando localizaron huevos de un parásito intestinal, el gusano Ascaris lumbricoides. Se trata de uno de los más comunes en todo el mundo, ya que entre 800 y 1.200 millones de personas lo tienen en el tracto intestinal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Estos gusanos pueden alcanzar hasta 35 centímetros de largo, y se encuentran, sobre todo, en ambientes tropicales y subtropicales en los que los sistemas de saneamiento no son muy eficientes y existe una clara falta de acceso a la higiene.

Su infección puede producirse al ingerir sus huevos, que pueden encontrarse en alimentos que se hayan cultivado en terreno contaminado, o si se toca con las manos dicho terreno y después no se lavan.

Los médicos trataron la infección con un medicamento antiparasitario, el albendazol, y un día después fue dado de alta. Dos semanas después, durante una cita médica para comprobar su estado de salud, el hombre aseguró sentirse bien y haber expulsado los gusanos

Mostrar comentarios

Códigos Descuento