Soraya Sáenz de Santamaría
Soraya Sáenz de Santamaría, en una de las fotos publicadas estos días. (EUROPA PRESS) EUROPA PRESS

"Las mujeres estamos siempre sometidas a nuestras fotografías, nuestra ropa, nuestra sonrisa o nuestro pelo y no a nuestras propuestas, nuestras palabras o nuestra gestión". Con estas palabras defendía el posado de Soraya Sáenz de Santamaría en El Mundo la socialista Leire Pajín, enemiga de la portavoz popular en la política, horas después de que se desatara la polémica.

No es una portada de 'Interviú', pero está cerca

La defensa posteriormente fue secundada por Bibiana Aído, ministra de Igualdad, que pedía que midieran a las políticas con los mismos parámetros que a los políticos, y por Mariano Rajoy, que se disculpó por las críticas que en su día vertió sobre el posado de las ministras en la revista Vogue.

Sin embargo, aquí acabaron las palabras de ánimo a la portavoz del PP, que en los últimos días ha sido duramente criticada desde los medios conservadores.

"El oficio más antiguo de la humanidad"


Las primeras críticas llegaron desde el mismo medio para el que posó la diputada. El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, comparó primero en su videoblog el posado de Soraya "a lo femme fatale" con un posado de "Zaplana en tanga" para terminar asegurando que la imagen "demuestra que las fantasías, las aspiraciones de muchas mujeres, son distintas a las de la mayoría de los varones".

Mientras tanto, en el programa Más se perdió en Cuba, de Intereconomía, el filósofo y politólogo Agapito Maestre afirmó sobre la foto que "alguien podría decir que está impostando a alguna profesional de ese oficio más antiguo de la humanidad". Por error, 20minutos.es atribuyó estás palabras en un primer momento al que fuera presidente del PP catalán, Alejo Vidal-Quadras, equivocación que él se apresuró a corregir.

Además, el programa El Intermedio, que recogió todas las críticas a este posado (en el vídeo, cedido por LaSexta), emitió fragmentos del programa La mañana, de Federico Jiménez Losantos, en los que los contertulios del famoso locutor decían que "las señoras normales no se hacen esas fotos y las publican en la prensa" y que  "no es una portada de Interviú, pero está cerca". Para concluir, comparaban la instantánea de Sáenz de Santamaría con una hipotética de "Rajoy, en tanga, tirado en el suelo, descalzo y con una mirada sugerente".