La Generalitat reiniciará las promociones de vivienda con colaboración privada "después de más de diez años"

El vicepresidente segundo y conseller de Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha avanzado este miércoles que la Generalitat dará en 2021 los primeros pasos para activar nuevas promociones de vivienda en colaboración con el sector privado, "después de más de diez años" y con una dotación inicial de 6,6 millones.
Dalmau comparece en Corts
Dalmau comparece en Corts
FLICKR CORTS

Es una de las principales novedades del proyecto de presupuesto que ha presentado en Les Corts, con un total de 207,1 millones. Entre las partidas destaca la previsión de comprar 850 viviendas por concurso o el mecanismo de tanteo y retracto o "la mayor cantidad presupuestada" para ayudas al alquiler, hasta 31 millones.

Dalmau ha prometido que son "las cuentas más sociales de la historia del autogobierno valenciano" y que marcan un antes y un después para salir de la crisis, recordando que los expertos advierten que en los hogares más humildes se produce una tasa de infección y mortalidad tres veces superior. También ha reafirmado su compromiso de apoyar una moratoria de los desahucios en España hasta finales de 2021.

La ampliación del parque público es "el reto más importante" hacia el objetivo del 'Pla Hàbitat 20-30' de duplicar el número de viviendas en diez años. Para 2021 hay previstos 53,3 millones, un 38% más: 32 para comprar unas 850 mediante concurso y tanteo y retracto, 10 para municipios que quieran aumentar su parque también por tanteo o 6,6 para activar nuevas promociones .

Otros 4,7 millones están fijados para financiar promociones de vivienda para alquiler social a través de la Entitat Valenciana d'Habitatge i Sòl (EVha): 42 en Aspe (Alicante), 35 en una nueva en Castelló de la Plana y dar el "impulso final" a la reactivación del proyecto de la Torre de Sociópolis de València.

Paralelamente, el programa de innovación ecológica en construcción prevé gastar 6 millones, un 38,8% más, para investigar y desarrollar prácticas innovadoras como tres proyectos piloto de promoción pública en Alcoi (Alicante), València y Castellón. "Por primera vez, desde 2008, pondremos la primera piedra a nuevas promociones de vivienda", ha celebrado el conseller.

En conservación de vivienda pública hay 17,7 millones (+25%) para tener disponibles todas las vacías pendientes de reparación a finales de 2021. Hay una nueva línea de 8,7 millones para reparaciones, el doble que en 2020, y actuaciones de renovación en 17 municipios con 13 millones, entre ellas la de Miguel Hernández de Alicante como "punto y final a años de bloqueo" en el barrio. Y 9 millones para proyectos plurianuales de áreas de regeneración y renovación (ARRU) e intervención sostenible.

"ACUERDO POLÍTICO" ENTRE AGENTES PÚBLICOS Y PRIVADOS

Por partidas, el programa que más crece es el de política de vivienda "universal y redistributiva" hasta casi 102 millones, un 30% más, sobre todo por las operaciones de capital para fortalecer la inversión de la Generalitat. La intención es "proponer un acuerdo político entre todos los agentes públicos y privados de aceptación de restricciones en favor del equilibrio social".

Dalmau (Podem) ha defendido así que el gobierno del Botànic, junto a PSPV y Compromís, "debe abocar a la papelera de la historia la privatización del derecho a la vivienda" en la Comunitat para asegurar el respeto al patrimonio y "lograr ciudades, barrios y pueblos donde estar orgullosos de vivir".

MEJORES HOGARES PARA VIVIR EN PANDEMIA

Para combatir la emergencia habitacional, la Conselleria tiene presupuestado un 24,6% más hasta 42,2 millones. El objetivo es ayudar a paliar la diferencia entre alquileres y salarios, sobre todo para jóvenes, pero también mejorar las condiciones de vida en confinamiento. "La concentración de personas en pisos de escasas dimensiones ha obstaculizado las políticas sanitarias de prevención de contagios", ha expuesto el titular de Vivienda.

Los 31 millones para ayudas al alquiler buscan que "ninguna familia valenciana se quede en la calle", tras los más de 60.000 beneficiarios desde 2015, mientras las prestaciones para rehabilitación llegan a 14 millones en tres líneas: plan estatal 2018-2021 con un presupuesto inicial de 7 millones; RENHATA de reforma interior con 4,3 millones; ayudas del Gobierno contra pobreza energética con 3 millones.

El programa de rehabilitación prevé un aumento de 37,3 a 47,8 millones, sin contar los 25 millones que se destinaron a paliar los daños de la DANA. En 2021 tiene previsto destinar 1,6 millones a la transformación del barrio de la Cantereria de Ontinyent (Valencia) afectado por estas lluvias. También hay previstos 78 proyectos por 21 millones: más de 10 en el plan 'Reconstruïm pobles' para un desarrollo territorial igualitario y una futura convocatoria de actuaciones urbanas de 9 millones. Y 4,1 millones para desplegar la red de oficinas XALOC.

LA OPOSICIÓN CREE QUE LA CONSELLERIA VA "A PEDALES"

Tras conocer las cuentas, tanto el PP como Ciudadanos han denunciado la falta de ejecución y han reiterado que la Conselleria debería estar en la Ciutat Administrativa 9 d'Octubre y "no en el palacete de Dalmau", el Palau de Pineda. Vox se ha limitado a rechazar todo el presupuesto del Consell -"ideología y autobombo"- y ha asegurado que el sueldo de los altos cargos cuesta más que las ayudas al alquiler.

El 'popular' Alfredo Castelló ha criticado que es una dirección general "venida a menos y que va a pedales" y que "los que venían a salvar personas pagan el 100% de la deuda con los bancos", mientras Mamen Peris (Cs) ha cuestionado que "las prioridades 'moradas'" sean aumentar un 8,8% los fondos para altos cargos y que sea el momento de crear oficinas.

En su réplica, Dalmau ha objetado a la oposición que las ayudas al alquiler se han multiplicado por diez desde 2015, que la ejecución de la Conselleria en 2020 ya es "un 150% más" que la del último año del gobierno del PP y que solo falta por pagar el 7,7% de la deuda de 350 millones "que dejó Isabel Bonig -exconsellera y presidenta del PPCV-", además de pedir seriedad y no tantas "gracietas". "Ninguna persona es ilegal", ha rebatido a Vox sobre la okupación.

Entre el Botànic, Compromís le ha urgido a que "no se olvide" de la zonas de interior y los socialistas a que no dé "ni un paso atrás" contra la emergencia climática. El conseller les ha prometido que la política de vivienda se fortalecerá como cuarta 'pata' del Estado del Bienestar y que no habrá ni una comarca sin una oficina cercana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento