Trabajadores de la hostelería lanzan huevos y humo contra el edificio de la Generalitat en protesta por el cierre de locales

  • Varias personas se han concentrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona contra las restricciones en el sector.
  • Critican que la ayuda de 1.500 euros ofrecida por el Govern es insuficiente.
Decenas de personas piden en la plaza Sant Jaume de Barcelona levantar el cierre de la restauración.
Decenas de personas piden en la plaza Sant Jaume de Barcelona levantar el cierre de la restauración.
EFE/Alejandro Garcia

Trabajadores del sector de la hostelería de Barcelona se han concentrado este miércoles en la plaza Sant Jaume para protestar contra el cierre de bares y restaurantes en Cataluña.

Los manifestantes han lanzado huevos y humo contra el edificio de la Generalitat y han cortado calles como la Via Laietana y la Gran Via de les Corts Catalanes.

"La gente está muy quemada y muy cabreada porque nos han tomado el pelo. No sabemos cómo vamos a pagar el alquiler o la hipoteca de nuestras casas y aquí no pasa nada", lamenta Alberto Barros, portavoz de la Asociación de Propietarios de Bares y Restaurantes de Gràcia.

Cuenta que, cuando han cortado la Via Laitena durante la protesta, muchos conductores que se han quedado parados han bajado las ventanillas y les han aplaudido: "Hay mucha gente que tampoco entiende lo que nos están haciendo".

Ayuda de 1.500 euros por negocio

En cuanto a la ayuda de la Generalitat, que cuenta con un presupuesto de 40 millones de euros (1.500 máximo por negocio), critican que no es suficiente. "La ayuda de 1.500 euros es un engañabobos. Además de ser escasa, se cobrará el año que viene, cuando muchos locales ya estén cerrados", cuenta Barros.

Por otra parte, este miércoles era el primer día para solicitar esta ayuda, pero una incidencia en la plataforma corporativa del Canal Empresa no les ha permitido hacerlo.

Suspensión de los pagos

Reclaman que se suspendan los pagos a los que los locales tienen que hacer frente cada mes mientras estén cerrados. "Si tenemos que hacer un paréntesis como negocio por la grave situación epidemiológica, que como mínimo los pagos de alquiler, luz, agua, gas, impuestos y autónomos se suspendan", señala Barros.

"No puede ser que pongan en 'stand by' mis ingresos, pero no mis gastos. Teníamos la esperanza de que con el toque de queda nos dejasen abrir y, al menos, tendríamos un turno de cenas. Por lo menos así tendríamos algo de ingresos, pero no ha sido así", añade.

Critica que el Govern se ha "llenado la boca" respecto a las ayudas que han ofrecido al sector y a la gestión de la pandemia. "En la primera ola, se llenaron la boca en Cataluña con que lo gestionarían diferente al resto, y la gestión es una mierda. Hacen políticas de países ricos, como Holanda o Bélgica", lamenta. 

"Es muy difícil levantarte cada día, no tener nada que hacer, perder dinero cuando tu negocio hace seis meses iba bien y ver que nadie te ayuda", cuenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento