Cómo secar la ropa rápido en invierno y en el interior de casa

Tampoco es una buena idea compartir espacio con prendas que acaban de salir de la lavadora porque van a cargar el ambiente de humedad, generando la aparición de moho y hongos. Es especialmente comprometido para los asmáticos.
Ropa tendida en un balcón. 
Pixabay/Dimhou

Hacer la colada durante el invierno o los meses de otoño, cuando las precipitaciones son más frecuentes y las temperaturas más bajas, es una tarea que puede ser larga debido a la dificultad de secar la ropa, un paso que si no se hace rápidamente, puede dejar olor a humedad en las prendas. 

La opción más fácil sería contar con una secadora o una lavasecadora, aparatos diseñados específicamente para secar la ropa rápidamente y de forma eficaz. Sin embargo, para quienes no cuenten con esta posibilidad, hay otras opciones. 

Lo primero, es tratar de tender la ropa lo antes posible nada más acabe la lavadora. Si se deja dentro del tambor durante mucho tiempo, toda junta y arrugada, la ropa mojada se puede quedar con olor a humedad. 

Por otro lado, a la hora de tender la ropa, sea cual sea el tendedero o el método que se utilice, hay que hacerlo de modo que quede lo más estirada posible, usando pinzas y evitando que quede doblada o muy junta entre sí. 

En cuanto al tendedero, el de alas, plegable y móvil es el más adecuado para los hogares donde no haya mucho espacio. Se puede guardar fácilmente en cualquier rincón y colocarlo cuando la ropa esté tendida en las zonas de la casa mejor ventiladas y más espaciosas. Además, es recomendable ponerlo cerca del radiador para que la ropa se seque cuanto antes. 

Para algunas prendas más difíciles de secar y que suelen acumular una mayor humedad, se pueden emplear elementos como un ventilador o un secador, pero sin abusar de ellos ni taponar los orificios de salida del aire, ya que estos aparatos no están diseñados para esta tarea. 

Por el contrario, sí que se puede emplear un tendedero eléctrico, el cual desprende calor para ayudar a secar la ropa fácilmente. Tiene la misma forma que un tendedero normal de alas pero con esta función añadida. 

Un truco para que la ropa se seque antes es, además de usar un programa que centrifugue bien la ropa, si sale muy mojada de la lavadora, se puede extender una toalla grande y extender sobre ella una prenda de ropa. Después, se enrolla la toalla, que absorberá la mayor parte de la humedad. 

En los hogares donde se acumule mucha humedad en el ambiente que impide que la ropa se seque y, por tanto, que luego huela mal, se puede emplear un humidificador, que regula los niveles de humedad en el aire. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento