Un reportero de 'Espejo público' acompaña a una patrulla policial para vigilar si se cumplen las restricciones

Una patrulla policial acude a un piso de estudiantes en el que parece que hay más de seis personas.
Una patrulla policial desaloja un piso de estudiantes.
ATRESMEDIA

El programa de Espejo público ha enviado a uno de sus reporteros a inspeccionar con una patrulla policial si se cumplen las restricciones impuestas por Sanidad. El trabajo de los agentes ha sido comprobar si se respeta el máximo de seis personas en las reuniones. 

El equipo de Antena 3 ha grabado la intervención policial en un piso de estudiantes donde los vecinos habían denunciado que se estaba celebrando una fiesta. Desde el exterior de la vivienda se podía escuchar a lo que parecía ser un gran grupo de jóvenes festejando.

Los agentes llamaron a la puerta identificándose como la policía hasta que una de las inquilinas abrió la puerta. La joven explicó, en un primer momento, que en el domicilio residen cuatro personas y que en su interior tan sólo se encontraban seis.

Uno de los agentes le pidió consentimiento a la joven para poder acceder al interior de la vivienda y esta no se lo concedió. De esta forma la policía no pudo comprobar cuántas personas se encontraban realmente invitados a esta fiesta y pidió a los no residentes del apartamento a que desalojaran el domicilio. 

La joven se excusó con el periodista de Antena 3 con que la diferencia entre seis o siete personas es casi insignificante. El periodista comentó que en esa vivienda había más de seis persona, ya que se escuchaba "un escándalo tremendo". Finalmente, la joven denunció que "echar la culpa a los universitarios de toda la puta mierda" es injusto. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento