La recaudación bajará un 5,6% este año por la pandemia, y subirá un 7,3% en 2021

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
JUAN CARLOS HIDALGO / EFE

La pandemia de COVID-19 hará que la recaudación de impuestos y cotizaciones descienda en 2020 un 5,6%, hasta 460.391 millones, mientras que el Gobierno prevé que se recupere en 2021 y crezca el 7,3 %, hasta los 493.391 millones de euros, según el Plan Presupuestario enviado este jueves a Bruselas.

La previsión de ingresos para 2021 se explica por la combinación de dos efectos, en primer lugar por el efecto "rebote" sobre los ingresos de compararse con un año 2020 afectado por un confinamiento estricto, y en segundo lugar por la adopción de un conjunto de medidas tributarias medioambientales, de eficiencia energética, y con los nuevos impuestos sobre transacciones financieras y digital, que generan ingresos adicionales con su entrada en vigor.

El efecto positivo de estas medidas combinado con la fuerte recuperación esperada del PIB para 2021 de un 10,8% en términos nominales explica el incremento de recaudación del 7,3% para el próximo año.

El Ejecutivo estima que los impuestos sobre los productos (IVA e impuestos especiales) encabezarían en 2021 la recuperación con una tasa de crecimiento de 17,66%, pasando a ser su recaudación de 105.755 millones en 2020 a 124.432 millones en 2021.

Los impuestos sobre la producción y las importaciones crecería el 14,92%, alcanzando los 146.405 millones de euros.

El crecimiento de los impuestos sobre los productos viene explicado por una mejor evolución del gasto en consumo final público y privado y por el efecto de las medidas tributarias, que supondrán un incremento de la recaudación del IVA y de los impuestos especiales.

Recuperación del mercado de la vivienda e IRPF

Hacienda también espera un importante repunte de la recaudación de por transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados como consecuencia de la recuperación del mercado de la vivienda y por la recuperación en 2021 de aplazamientos y suspensiones de pago concedidos este año.

Los impuestos sobre la renta y la riqueza crecerán un 10,35%, alcanzando los 137.512 millones de euros y los de la renta de los hogares alcanzarán los 112.047 millones de euros, un 9,57% más, impulsados por el IRPF.

El impuesto sobre sociedades alcanzará los 25.465 millones de euros, un 13,91% más, lo que permitirá volver a niveles cercanos a los de 2019.

El Gobierno argumenta que esta evolución se explica por el aumento de los beneficios empresariales en 2021 y por la adopción de "ciertas medidas" que no detalla.

Cotización y paro

Los ingresos por cotizaciones sociales en 2020 experimentan un importante deterioro, registrando una caída del 2,51%, y para 2021, una vez finalizada la vigencia de muchas de las medidas adoptadas para combatir la COVID-19, se prevé que aumenten el 1,37 %, hasta alcanzar el 13% del PIB.

Por el lado del gasto los consumos intermedios pasarán del 6,4% del PIB al 6,1% del PIB, al reducirse las necesidades de gasto directamente originadas por la pandemia.

El gasto en desempleo pasará del 3,7% del PIB en 2020 al 1,5% del PIB en 2021 y el vinculado a las subvenciones crecerá en 2020 un 74,9 %, fundamentalmente por las exoneraciones de las cuotas a la Seguridad Social tanto de los trabajadores en ERTE como de los autónomos en cese de actividad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento