María Teresa Campos se defiende de las "informaciones incompletas" sobre sus problemas económicos

  • La veterana periodista ha emitido un comunicado alegando a su derecho al honor y a la imagen.
María Teresa Campos, en una imagen reciente.
María Teresa Campos, en una imagen reciente.
GTRES

Unas horas después de que la revista Lecturas publicara los supuestos problemas económicos y deudas con Hacienda, María Teresa Campos ha emitido un comunicado en el que asegura que niega algunos aspectos de esa información y hace referencia a su derecho al honor y a la imagen, que considera que han sido vulnerados.

El comunicado íntegro de la veterana periodista dice lo siguiente. "En fecha 14 de octubre del corriente, se ha procedido a publicar un artículo en el que se hace referencia a mi persona en la revista Lecturas bajo el titular 'Teresa Campos desesperada por las deudas. Hacienda le reclama 700.000 euros".

En el texto de este artículo se alternan informaciones incompletas con manifestaciones que no son ciertas, como que mi vivienda está gravada con dos hipotecas por importe de más de un millón de euros, vulnerándose con ello mi derecho al honor y a la imagen.

Emito el presente comunicado para evitar que se produzcan mayores perjuicios a mi persona y/o que se deriven responsabilidades para otros medios de comunicación que al reproducir el contenido de referido artículo podrían también vulnerar mis derechos.

Asimismo, les informo que hago expresa reserva del derecho a ejercer las acciones legales que puedan derivarse de los referidos hechos".

Tras hacerse eco de la noticia de Lecturas, en Sálvame hablaron del tema en a tarde del miércoles. Según desveló Jorge Javier Vázquez, con quien mantiene un enfrentamiento desde la entrevista de la periodista en Sábado Deluxe, aseguró que ella le dice que "se publican falsedades".

Por su parte, Kiko Hernández dijo que "o vende la casa, o tiene un problema serio". Belén Esteban también aseguró que la periodista "tiene un problema con Hacienda".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento