María Pombo desvela que acude al psiquiatra para poder lidiar con los 'haters'

La 'influencer' María Pombo.
La 'influencer' María Pombo.
Sergio R Moreno / Gtres

No debería ser un motivo a reivindicar, porque la salud mental es igual de importante que la física, pero sí que es cierto que siempre es de agradecer cuando alguien con la visibilidad de María Pombo habla abiertamente de acudir a profesionales para lidiar con temas o situaciones que no se pueden tratar de otra manera.

La influencer recientemente se sinceraba sobre sus problemas de ansiedad. "Esto no quiere decir que sea una desgraciada ni que esté mal, me siento tremendamente afortunada, pero la cabeza es así, hay veces que estás feliz y otras en la que estás un más abajo", aseguraba, al tiempo que recordaba que su vida no es "perfecta".

Es por ello quizá que, aunque sea un tema tabú, ha hablado de la asistencia sanitaria en estos casos porque, reconoce, la popularidad que ha ido adquiriendo ha tenido un reverso negativo en forma de gente que la odia de manera desmedida o que cree tener, por un motivo indefinido, la potestad de opinar sobre ella y decírselo además de las peores formas posibles.

Este sábado se celebra el Día de la Salud Mental y en Charla de queridas, el canal de Youtube de Luc Loren, Pombo ha desvelado que para ella cuidar de este aspecto es básico en su día a día, empezando por hacer un llamamiento para que se empiecen a tratar estos temas con la naturalidad con la que se trata cualquier otro.

Como sabe que aún hay quien piensa que hay que matar al mensajero, ella misma se ha puesto como ejemplo, haciendo una revelación: lleva acudiendo un año al psiquiatra. "Me siento tan afortunada que me da miedo que la gente crea que no valoro lo que tengo", afirma.

Y es que uno de sus mayores preocupaciones es la sensación de culpa por sentirse una privilegiada tanto en lo laboral como en lo personal, por lo que no tendría derecho a quejarse, algo que la llena de contradicciones -a veces por estar en una parte de la lucha de clases y en otras por la ansiedad- que no puede controlar del todo.

Hace un año no supo cómo lidiar con todo ello y finalmente tomó una resolución: "sentarme con alguien externo, que no sea de mi familia, a decirle todo lo que estoy viviendo". Y además pudo expresarle cómo le sentaban los comentarios de haters que le llegaban, algunos deseándole la muerte a ella o alegrándose por la esclerosis múltiple que padece su madre.

La mujer de Pablo Castellano ha comentado, no solo que le ha ayudado muchísimo, sino que aunque últimamente siente "más ansiedad de lo normal", por culpa de "un confinamiento muy estresante", lo está superando poco a poco. "A mí me llegaron varias noticias que me hicieron estar con la ansiedad que puede que esté pasando ahora", ha reconocido finalmente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento