León y San Andrés del Rabanedo inician su cierre con normalidad y controles sin incidencias

Los municipios de León y San Andrés del Rabanedo han iniciado este miércoles su cierre para contener el alto nivel de contagios de la COVID-19 con normalidad y sin incidencias significativas en los controles que ya se realizan para evitar desplazamientos sin justificar entre los más de 155.000 habitantes que residente en estas localidades.
La ciudad de León vuelve a ser confinada. León. 07 - octubre - 2020 Secundino Pérez
La ciudad de León vuelve a ser confinada. León. 07 - octubre - 2020 Secundino Pérez
Secundino Pérez - Europa Press

Durante la madrugada se sucedieron los primeros controles en distintos puntos de acceso de la capital como la N-630, en el acceso a la capital, y en su salida en la N-120 antes de llegar a La Virgen del Camino, y han continuado durante esta mañana sin incidencias en diversos puntos de entrada y salida de la ciudad como en la Avenida de Portugal y en la Avenida Europa.

El operativo para estos controles está conformado por agentes de la Policía Local en colaboración y coordinación tanto con Policía Nacional como con Guardia Civil a través de la Subdelegación del Gobierno en León para cubrir el máximo de entradas y salidas de la ciudad.

Con ello se pretende garantizar el cumplimiento de las medidas restrictivas para que éstas puedan levantarse cuanto antes, han informado fuentes del Ayuntamiento de León, que ha concretado que el dispositivo desplegado por la Policía Local para esta primera jornada está compuesto por un total de 65 agentes (30 efectivos por la mañana, 25 por la tarde y 10 por la noche) y los próximos días se mantendrá un operativo similar que se irá adecuando a las necesidades.

El tránsito entre León y San Andrés del Rabanedo está permitido, tal y como se recoge en la orden de la Junta de Castilla y León publicada este día 6 en el Boletín Oficial de la Comunidad, pero no así con Villaquilambre o Valverde de la Virgen pese a su cercanía y con la única excepción de actividades imprescindibles.

CONSECUENCIAS

El alcalde de León, José Antonio Diez, ha avisado de que "multarán desde el primer día" a todos aquellos que no cumplan con estas medidas de restricción y ha apelado "a la responsabilidad y prudencia" de todos los ciudadanos para reducir la movilidad necesaria.

Una situación confirmada por la Junta de Castilla y León y que se alargará inicialmente hasta el 20 de octubre, momento en el que se analizará la situación de los dos municipios de la provincia de León para prolongarse o volver a la 'nueva normalidad'.

Entre las medias de restricción están las que afectan al aforo y horario de los establecimientos comerciales y de hostelería. Precisamente, el presidente de los hosteleros de León, Martín Méndez, ha lamentado que "se transitaba por un camino de piedras y esta no es una más, es la puntilla para una actividad herida de muerte".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento