Horizonte.-Emasesa tramita más de 6.000 solicitudes para su nueva Tarifa Social desde su inicio en mayo

La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa) ha tramitado más de 6.000 solicitudes para la nueva Tarifa Social que pusiera en marcha a finales del pasado mes de mayo.
Tarifa social de Emasesa
Tarifa social de Emasesa
Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra - Archivo

De estas solicitudes, provenientes tanto de la ciudad de Sevilla como del área metropolitana, se ha resuelto ya la concesión de estas ayudas a 2.480 familias en situación de vulnerabilidad, según informa el Ayuntamiento hispalense en un comunicado.

Esta nueva tarifa establece por primera vez en la historia de Emasesa un precio público ajustado a los ingresos de los hogares y que también fija bonificaciones entre el 50 y el cien por cien para los ingresos más bajos. Este sistema, además, consolida la garantía del mínimo suministro vital para las familias en situación de vulnerabilidad y en riesgo de exclusión.

Emasesa prevé que de cara al próximo ejercicio de 2021 esta ayuda social podrá llegar a 10.000 familias, según tiene recogido en sus presupuestos la empresa pública con una partida presupuestaria de 1,4 millones de euros.

La nueva ayuda garantiza un consumo de hasta 110 litros por persona y día -superior al mínimo vital recomendado por la ONU que está entre los 50 y los 100 litros por persona y día-, sobre el que se establecen dos niveles de descuentos en función de los ingresos del conjunto de las personas que convivan en la vivienda. Los consumos superiores a esos 110 litros quedan fuera de esta ayuda, por un principio de sostenibilidad.

Según las ayudas concedidas hasta el momento, el importe medio bonificado a las familias roza los 30 euros por factura e incluye los gastos por consumo de saneamiento y abastecimiento, pero no los cánones y tasas.

Con la tarifa social, las familias con ingresos inferiores a la renta mínima de inserción social -personas en situación de vulnerabilidad severa o riesgo de exclusión social- cuentan con una bonificación del cien por cien, mientras que quienes tengan ingresos inferiores al 1,2 del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) -personas en situación de vulnerabilidad- optan a una bonificación del 50 por ciento.

Las cuotas fijas de los servicios de abastecimiento y saneamiento, las cuotas de contratación y reconexiones están igualmente bonificadas, siguiendo los mismos requisitos. En cambio, la bonificación tarifaria no cubre otros conceptos incluidos en la factura y referidos al ciclo integral del agua, como son los cánones.

Una familia de cuatro miembros y con un consumo medio de 15 metros cúbicos que cumpla los requisitos económicos y solicite acogerse a esta tarifa social podría pasar de un recibo mensual de 33,5 euros a abonar únicamente 7,9 euros, según explica.

De este modo, las unidades de convivencia que tengan acreditada la situación de vulnerabilidad, vulnerabilidad severa o riesgo de exclusión social con los requisitos acreditados podrán beneficiarse de la tarifa social en el contrato de suministro con Emasesa.

La acreditación de vulnerabilidad la realizará Emasesa, a la vista de los datos consignados en la solicitud y la documentación presentada por la persona solicitante. En el caso de que la acreditación sea por circunstancias sociales distintas a los ingresos, es decir riesgo de exclusión social, serán los servicios sociales municipales quienes lo acrediten.

La tarifa social puede solicitarse cumplimentando y firmando la solicitud de bonificación tarifaria 2020, que se facilita en cualquier oficina o punto de atención presencial de Emasesa, donde actualmente es necesaria la cita previa obligatoria, atendiendo a las medidas de seguridad y sanitarias ante Covid-19.

La solicitud se debe entregar acompañada de la documentación que en la misma se indica. Emasesa también ofrece la posibilidad de tramitar la tarifa social de forma telemática. La solicitud ya está disponible en la página web '

Mostrar comentarios

Códigos Descuento