La Inspección de Trabajo se reunirá hoy con los sindicatos y Renault.

Les preguntará por separado qué ha sucedido durante las reuniones mantenidas para negociar el Expediente de Regulación y cuál es su postura a partir de ahora.

El viernes no hubo acuerdo y los sindicatos rechazaron el ERE, con lo que ahora debe ser la dirección de Trabajo del Gobierno central quien lo acepte o lo rechace.

El primer paso es el informe de la Inspección que se lo trasladará a la Junta. Está hará otro informe, no vinculante, que enviará a Madrid para que resuelva.

Sin embargo no está descartado que alguien medie para que se vuelvan a sentar a negociar.