Angelina Jolie pide que se cambie al juez que está llevando su divorcio con Brad Pitt por "conflicto de intereses"

Angelina Jolie en la primere de Maléfica.
Angelina Jolie en la primere de Maléfica.
GTRES

A sus 45 años, Angelina Jolie está cada vez más centrada en su vida, tanto a nivel de activismo y de labores humanitarias como a nivel profesional, pues sus próximos proyectos incluyen una cinta del Universo Cinematográfico de Marvel (The Eternals) y una película con un joven director de prestigio (Those who wish me dead).

Y no es descabellado asegurar, dado que ella misma ya lo ha hecho ("No reconocía en lo que me había convertido, era insignificante", ha llegado a afirmar), que una de las razones de este quasi renacer tiene mucho que ver con haber dejado a Brad Pitt hace ahora cuatro años (tras casi 12 de relación) y sentirse más importante que nunca.

Sin embargo, el proceso de divorcio se está alargando excesivamente y, tal y como parece por las últimas noticias que se tienen al respecto, no tiene visos de que vaya a acabar pronto: la intérprete ha pedido que se cambie al juez debido a un "conflicto de intereses".

Aunque hace pocos meses Brad Pitt apoyaba públicamente a su hijo transgénero por "mantenerse fiel a sí mismo" y Jolie estaba encantada con un padre modelo como él, lo cierto es que el proceso de separación está consiguiendo que cada paso lo miren ambos con lupa.

Primero fue el motivo de la custodia de sus seis hijos, que ya fue solventado pues lo último que sabemos de la que fuese la pareja más famosa del planeta es que se habían reconciliado por el bien de sus hijos gracias a la terapia familiar, y más tarde el punto de conflicto fue el patrimonio económico.

Pero ahora la actriz de Inocencia interrumpida o Maléfica ha solicitado que se retire del caso a John W. Ouderkirk, un juez privado que participa en el juicio, debido a que no aportó información necesario sobre su relación comercial con Anne C. Kiley, la actual abogada de su exmarido. 

Ambos estuvieron de acuerdo en la participación del juez privado dado que preferían mantener en secreto algunos documentos y detalles tanto de índole personal como financiera. Sin embargo, según la petición que Angelina Jolie ha presentado ante el Tribunal Superior de Los Ángeles y de la que se han hecho eco varios medios norteamericanos, este debe seguir las mismas reglas que cualquier magistrado de carácter público.

Por eso mismo la actriz considera que, en los documentos sobre sus casos anteriores que hubo de presentar, Ouderkirk "no reveló aquellos que demostraban la relación actual, en curso y asidua entre él y la abogada del demandado", tal y como revela Daily Mail.

Según el escrito de la ganadora del Oscar, Kiley "abogó activamente por los intereses financieros del juez Ouderkirk por encima de la oposición de la otra parte para que su designación y capacidad de continuar recibiendo honorarios se extendiera a un caso de alto perfil".

"No importa si el juez Ouderkirk está, de hecho, prejuiciado. Bajo la ley de California, se requiere la descalificación siempre que una persona al tanto de los hechos 'pueda albergar una duda razonable' sobre la capacidad del juez Ouderkirk de mantenerse imparcial", explicita el requerimiento de la demandante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento