Angelina Jolie explica el triste motivo detrás del 'deadname' de su hijo transgénero

La actriz estadounidense Angelina Jolie, en la alfombra roja de los premios Bafta 2018.
La actriz estadounidense Angelina Jolie, en la alfombra roja de los premios Bafta 2018.
EFE

Aunque la comunidad transgénero está harta de decir que no se debe usar el deadname (el nombre que fue asignado a esa persona pero que ya no le define), Angelina Jolie ha querido rescatar la razón por la que su primer hijo biológico se llamó, en sus primeros años, Shiloh. 

Su hijo, que actualmente se llama John y del cual su padre, Brad Pitt, dice sentirse extraordinariamente "orgulloso por mantenerse fiel a sí mismo", nació en Namibia hace 14 años. Todos los flashes querían una imagen con sus progenitores y los periodistas saber cómo le bautizarían.

Cuando se hizo público el nombre, pocas personas entendieron el porqué de aquel extraño nombre. Sin embargo, la actriz ganadora del Oscar ha querido desvelar la triste historia que se escondía tras Shiloh, que visto lo visto mejor que haya quedado en el pasado.

En unas declaraciones a Vanity Fair, la protagonista de la saga Maléfica ha confesado que sus padres, el actor Jon Voight y Marcheline Bertrand, habían decidido que el nombre de su primogénito sería Shiloh Baptist. Desgraciadamente, Betrand sufrió un aborto involuntario.

Esa historia se le quedó grabada a fuego a Angelina Jolie. "Como mi padre había estado rodando en Georgia, ese era el nombre más sureño que se les ocurrió. Es un nombre que siempre me ha gustado", ha confesado, así como que ella misma hubo una época en la que lo adoptó para pasar desapercibida.

"Solía registrarme así, como Shiloh Baptist. Entonces, cuando Brad llamaba a los hoteles donde me alojaba, siempre preguntaba por la habitación de la persona que tuviese ese nombre", ha revelado la también directora, quien entiende el cambio de nombre apoya al cien por cien a su hijo transgénero.

Además, Jolie ha querido rescatar de su memoria que Brad Pitt tuvo un enorme detalle al regalarle en una ocasión a la familia una estantería con libros sobre todas las religiones y creencias.

"Así pueden elegir una o estudiarlas todas. Celebraremos Kwanzaa [una variación de la Navidad con la que la comunidad negra de Estados Unidos recuerda sus orígenes africanos] por nuestras hijas. Celebraremos los festivales de la luna y del agua por nuestros hijos. Los llevaremos a templos de todos los países. Y también a la iglesia", reconoció Jolie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento