Las negociaciones entre Gobierno y Casa Real en las que se decidió la marcha de Juan Carlos I

La conversación definitiva entre Felipe VI y su padre se produjo el pasado domingo. Fue entonces cuando el Rey emérito le entregó la carta en la que le comunicaba su decisión de marcharse de España. Decisión conocida por el Gobierno que mantiene el hermetismo sobre la negociación que durante meses ha mantenido con la Casa Real en busca de una solución para que los asuntos privados de Juan Carlos I no afectaran a la monarquía. Envueltos en esa discreción barajaron todas las opciones posibles para encontrar la salida al problema hasta que el propio Felipe VI plantea que su padre salga del país. Alternativa que Juan Carlos I aceptó para proteger la institución. Abandonó el domingo la Zarzuela y el lunes cruzó a Portugal. Nadie confirma dónde se encuentra ahora y nadie aclara quién pagará su estancia fuera de España o si será el Estado quien se haga cargo de su seguridad.
La conversación definitiva entre Felipe VI y su padre se produjo el pasado domingo. Fue entonces cuando el Rey emérito le entregó la carta en la que le comunicaba su decisión de marcharse de España. Decisión conocida por el Gobierno que mantiene el hermetismo sobre la negociación que durante meses ha mantenido con la Casa Real en busca de una solución para que los asuntos privados de Juan Carlos I no afectaran a la monarquía. Envueltos en esa discreción barajaron todas las opciones posibles para encontrar la salida al problema hasta que el propio Felipe VI plantea que su padre salga del país. Alternativa que Juan Carlos I aceptó para proteger la institución. Abandonó el domingo la Zarzuela y el lunes cruzó a Portugal. Nadie confirma dónde se encuentra ahora y nadie aclara quién pagará su estancia fuera de España o si será el Estado quien se haga cargo de su seguridad.
La conversación definitiva entre Felipe VI y su padre se produjo el pasado domingo. Fue entonces cuando el Rey emérito le entregó la carta en la que le comunicaba su decisión de marcharse de España. Decisión conocida por el Gobierno que mantiene el hermetismo sobre la negociación que durante meses ha mantenido con la Casa Real en busca de una solución para que los asuntos privados de Juan Carlos I no afectaran a la monarquía. Envueltos en esa discreción barajaron todas las opciones posibles para encontrar la salida al problema hasta que el propio Felipe VI plantea que su padre salga del país. Alternativa que Juan Carlos I aceptó para proteger la institución. Abandonó el domingo la Zarzuela y el lunes cruzó a Portugal. Nadie confirma dónde se encuentra ahora y nadie aclara quién pagará su estancia fuera de España o si será el Estado quien se haga cargo de su seguridad.

La conversación definitiva entre Felipe VI y su padre se produjo el pasado domingo. Fue entonces cuando el Rey emérito le entregó la carta en la que le comunicaba su decisión de marcharse de España. 

Decisión conocida por el Gobierno que mantiene el hermetismo sobre la negociación que durante meses ha mantenido con la Casa Real en busca de una solución para que los asuntos privados de Juan Carlos I no afectaran a la monarquía. 

Envueltos en esa discreción barajaron todas las opciones posibles para encontrar la salida al problema hasta que el propio Felipe VI plantea que su padre salga del país. Alternativa que Juan Carlos I aceptó para proteger la institución.

Abandonó el domingo la Zarzuela y el lunes cruzó a Portugal. Nadie confirma dónde se encuentra ahora y nadie aclara quién pagará su estancia fuera de España o si será el Estado quien se haga cargo de su seguridad

Mostrar comentarios

Códigos Descuento