La pandemia destruye más de un millón de empleos en el segundo trimestre y la tasa de paro se dispara al 15,3%

  • Es el dato de la EPA correspondiente al segundo trimestre del año, coincidiendo con los meses de confinamiento.
  • Los datos no incluyen los daños de la covid-19 sobre el sector turístico ni a los afectados por un ERTE.
  • Son las peores cifras en un segundo trimestre desde el 2012.
Datos de la EPA del segundo trimestre de 2020.
Datos de la EPA del segundo trimestre de 2020.
Henar de Pedro

Golpe histórico y durísimo al empleo en España. El confinamiento y la etapa más cruda de la crisis del coronavirus han provocado que la tasa de paro se dispare al 15,3%, según los datos publicados en la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al segundo trimestre del año. En concreto, el paro subió en 55.000 personas y se destruyeron más de un millón de empleos en el segundo trimestre

Estos datos, eso sí, no incluyen la debacle en el sector turístico, ni tampoco a los afectados por los ERTE. El desempleo, por lo tanto, subió en 55.000 personas en el segundo trimestre del año, lo que supone un 1,6% más que en el trimestre anterior, y la ocupación disminuyó en 1.074.000 puestos de trabajo (un 5,4% menos), acusando así el impacto de la crisis sanitaria y del estado de alarma. Los expertos consultados por 20minutos avisan de que la tasa sería de un 20% si se atiende "a la caída de población activa" y en un 30% si se incluye a los afectados por un ERTE.

El dato de paro registrado durante estos tres meses es el peor en un segundo trimestre desde 2012, cuando el desempleo subió en 63.100 personas, mientras que el descenso de la ocupación ha superado todos los registros de la crisis de 2008. A fecha del 30 de junio, el número total de parados se situó en 3,36 millones de personas, y el número de ocupados, en 18,6 millones de trabajadores.

Desde el Gobierno explicaron que más del 64% de los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), unos 2,2 millones de personas, han abandonado ya este mecanismo, con un ritmo medio de salida del ERTE de 36.000 personas al día en junio. Asimismo, la secretario de Estado de Economía, Ana de la Cueva, explicó que los datos reflejan que la destrucción de empleo "se concentra en trabajadores temporales y el sector servicios y que la reactivación económica marcará la siguiente oleada". La propia vicepresidenta económica, Nadia Calviño, esgrimió que las cifras reflejan "que estamos, como se esperaba, en un escenario de V invertida".

Datos de la EPA del segundo trimestre de 2020.
Datos de la EPA del segundo trimestre de 2020.
Henar de Pedro

Por otra parte, la suspensión o la reducción de jornada de los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo, junto con la influencia de otros tipos de ausencias al trabajo, sí ha tenido reflejo en las horas efectivas de trabajo realizadas. Estas han disminuido un 22,5% respecto al primer trimestre del año. Con ello, el número de ocupados que efectivamente trabajó entre los meses de abril y junio fue de 13,9 millones de personas. Esto es, en torno a un tercio de la población española en edad de trabajar.

Las reacciones a los datos de la EPA llegaron desde la oposición. El líder del PP, Pablo Casado, fue de los primeros. "En España se destruyeron 1,1 millones de empleos en un trimestre, el peor dato nunca visto", comentó, para proseguir diciendo que "a este drama laboral se suman 4,7 millones de desempleados, la mayoría acogidos a ERTE". Por eso planteó una serie de soluciones: "Urge un plan de choque para bajar costes fiscales, laborales y burocráticos para recuperar el empleo".

Desde Ciudadanos, Edmundo Bal comentó que "no hay mejor ayuda a las familias españolas que el acuerdo". El portavoz naranja se preguntó: "¿Qué más tiene que pasar para que quienes pensamos distinto pactemos una respuesta consensuada y de Estado a esta crisis?". Arrimadas añadió: "El Gobierno debe huir de las recetas populistas y acordar con la oposición y los agentes sociales medidas sensatas para reactivar la economía".

Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentaron en el segundo trimestre en 74.900, hasta un total de 1,14 millones, de los que 300.100 son unipersonales, de acuerdo con los datos de la EPA. Es su mayor alza en ocho años. Por el contrario, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados disminuyó en 311.300 y se situó en 10,38 millones, de los que 1,95 millones son unipersonales.

Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentaron en el segundo trimestre en 74.900, el mayor alza en ocho años

Por su parte, la tasa de actividad bajó más de 2,6 puntos en el segundo trimestre, hasta el 55,54%, la menor desde el primer trimestre de 2003, tras registrar el número de activos un descenso histórico de 1,09 millones de personas (un 4,4% menos respecto al trimestre anterior). De esta forma, el número de activos, 21,97 millones, marcó mínimos de 14 años.

Según los datos de la EPA del segundo trimestre, el número de asalariados se redujo en el segundo trimestre en 1,03 millones de personas (un 6,3% menos), de los que 671.900 tenían un contrato temporal (un 16,2% menos) y 361.900 un contrato indefinido (una caída de un 2,9%).

También reaccionó a los datos el presidente de ATA, Lorenzo Amor. "Hay que impulsar medidas urgentes que ayuden a empresas y autónomos a sortear la situación de caída de demanda y parón en la economía", expresó, antes de añadir que "hace falta un escudo de liquidez que permita salvar a las empresas, a los autónomos y al empleo".

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, sostuvo que los datos son "terribles", por lo que ve "imprescindible" extender los ERTE más allá del 30 de septiembre y abordar las cuantías, junto a un cambio de modelo productivo. "Cada día se hace más difícil", sentenció. En esa línea se mantuvo también Unai Sordo. El secretario general de CC OO cree que la solución pasa por "alargar los ERTE" y añadió que la recuperación probablemente se tenga que demorar hasta "la última parte del año y 2021" si no hay "confinamientos graves".

Desde la CEOE han reclamado que se mantengan las medidas ya adoptadas para afrontar la crisis del coronavirus en el empleo y "se intensifiquen", desde el diálogo social, medidas de apoyo al mercado laboral que aporten adaptabilidad, seguridad jurídica y confianza a las empresas y a los inversores.

Por sectores

La destrucción de empleo registrada entre abril y junio se concentró en el sector privado, que perdió 1,05 millones de empleos (un 6,4%menos), su mayor descenso de la serie, en tanto que el sector público registró 22.000 puestos de trabajo menos, un 0,7% menos respecto al trimestre anterior. El número de ocupados a tiempo completo se redujo en 711.900 personas entre abril y junio (una caída de un 4,2%), mientras que los asalariados a tiempo parcial bajaron en 362.100 (un 12,7% menos).

En el último año el paro ha aumentado en 137.300 personas, un 4,2%, lo que supone el mayor repunte interanual desde el segundo trimestre de 2013. Asimismo, en los últimos doce meses se han destruido 1.197.700 empleos (una bajada de un 6,05%). Esta tasa de decrecimiento interanual de la ocupación es la más abultada desde el tercer trimestre de 2009.

Los bancos europeos "resisten"

También la resistencia bancaria está sobre la mesa. "Los bancos de la zona euro cuentan con la capacidad para resistir al estrés causado por la pandemia de coronavirus", aunque en el caso de un agravamiento de la situación varias entidades tendrían que "tomar medidas para seguir cumpliendo con sus requisitos mínimos de capital, aunque a nivel general el déficit permanecería contenido", según el informe del BCE.

El análisis de vulnerabilidad del Banco Central Europeo se centró en dos escenarios establecidos en las proyecciones macroeconómicas de la institución, publicadas el pasado mes de junio. El escenario central, que es más probable que se materialice según los técnicos del BCE, prevé que el PIB real en la zona del euro disminuya un 8,7% en 2020, con un crecimiento del 5,2% y del 3,3% en 2021 y 2022, respectivamente.

Más desempleo entre las mujeres

La subida del paro en el segundo trimestre afectó exclusivamente a los varones, ya que el desempleo femenino bajó en 47.900 mujeres (un 2,7% menos), frente a un repunte del paro masculino de 102.900 varones (una subida de un 6,6%). Dado el fuerte descenso de la actividad, la tasa de paro femenina aumentó casi medio punto, hasta el 16,7%, mientras que la masculina subió más de 1,3 puntos, hasta el 14,1%.

Al contrario de lo ocurrido con el desempleo, la destrucción de empleo registrada en el segundo trimestre fue mayor entre las mujeres. Así, mientras que los hombres perdieron 527.800 puestos de trabajo entre abril y junio (una bajada de un 4,9%), la ocupación femenina se redujo en 546.200 mujeres (un 6% menos).

Por sectores, el desempleo subió sobre todo en los servicios, con 199.000 parados más (14,8%), su mayor repunte en más de once años, y en la industria, con 55.000 desempleados más (una crecida de un 31,1%). La construcción sumó 32.300 desempleados respecto al primer trimestre (un 23,7% más), mientras que la agricultura añadió 3.800 desempleados al total nacional (una subida de un 2,3%). Por contra, el desempleo bajó en los parados de larga duración en 172.700 desempleados y en 62.500 en el colectivo de quienes buscan su primer empleo (cayó en un 20,5%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento