Comunidad Valenciana

Sucesos.- Detenido por agredir a dos personas con una jarra de cerveza y gritarles que se fueran a su país

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 37 años en València que presuntamente agredió con una jarra de cerveza al cliente de un bar y al hijo de la dueña del local, al tiempo que les amenazaba de muerte, profería comentarios racistas y les instaba a marcharse a su país.
Agents de la Policia Nacional
Agents de la Policia Nacional
POLICIA NACIONAL/ARXIU - Archivo

Se le ha arrestado como presunto autor de los delitos de amenazas, lesiones, odio y además en el momento de la detención los policías averiguaron que había sido denunciado por malos tratos en el ámbito familiar. Las víctimas, de origen lituano y chino, fueron asistidas en un hospital de Valencia donde les practicaron puntos de sutura, han explicado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Los hechos ocurrieron el jueves sobre las diez y media de la noche cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a la avenida Constitución, donde al parecer un hombre estaba agrediendo a un cliente de un bar y lo quería matar.

Al llegar al lugar, los policías encontraron a un hombre desorientado y ensangrentado. Al parecer, momentos antes otro hombre le había insultado y golpeado con una jarra de cerveza, para a continuación propinarle otro golpe con la pizarra del menú que le hizo caer al suelo. Mientras, le decía "ruso de mierda, márchate para tu país".

Acto seguido, el sospechoso entró al bar y presuntamente le pidió a la propietaria un cuchillo para matarlo, momento en que ésta llamó a la policía. Al darse cuenta, el hombre se marchó del bar. Los policías alertaron a los servicios sanitarios que tras una primera valoración lo trasladaron a un hospital de Valencia.

Cuando los agentes habían regresado ya a dependencias policiales, se les avisó de que el sospechoso había regresado al bar. Los agentes acudieron al lugar, pero a su llegada les indicaron que el individuo había vuelto a marcharse y les mostraron la dirección de huída.

Los policías activaron una búsqueda y vieron cómo un hombre iba detrás del sospechoso y, tras unos minutos de persecución, le dieron alcance. En esta ocasión, al parecer, había insultado y agredido al hijo de la dueña del bar con un botellín propinándole un golpe en la cara y realizándole cortes en la oreja. Le manifestó: "Los chinos, aquí en España no tenéis que estar trabajando".

Finalmente, los policías detuvieron al hombre como presunto autor de los delitos de amenazas, lesiones y odio, así como tuvieron conocimiento que había sido denunciado por malos tratos en el ámbito familiar por lo que también fue detenido. El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento