Fèlix Millet deberá ingresar en prisión antes del 25 de junio pese a pedir el indulto

  • La sala recalca que el expresidente del Palau de la Música y el extesorero han sido condenados por delitos graves vinculados a la "corrupción política".
  • El tribunal considera las enfermedades que sufren Millet y Osàcar no les comportan un "riesgo vital".
Fèlix Millet junto a Jordi Montull en el juicio por el caso Palau
Fèlix Millet junto a Jordi Montull en el juicio por el caso Palau
POOL

La Audiencia de Barcelona ha acordado que el expresidente del Palau Fèlix Millet y el extesorero de CDC Daniel Osàcar ingresen en prisión en una semana, sin esperar a que se resuelva el indulto y su recurso de amparo, tras recordar que fueron condenados por un caso grave de "corrupción política".

En sendas providencias, la sección décima de la Audiencia de Barcelona desestima la petición de las defensas de que se suspenda el ingreso en prisión de Millet y Osàcar, en el caso del expresidente del Palau de la Música por su petición de indulto al Gobierno y, en el del extesorero de CDC, por la presentación de un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

De esa forma, el tribunal confirma el 25 de junio próximo como fecha límite para que Millet, quien fuera su mano derecha Jordi Montull y Daniel Osàcar, ingresen voluntariamente en la cárcel para cumplir las penas de nueve años y ocho meses, siete años y medio y tres años y medio que se les impusieron, respectivamente, por el saqueo del Palau y el pago de comisiones a CDC.

No hay "riesgo vital" y la sala recalca que los delitos son graves

La sala considera que las enfermedades que sufren Millet y Osàcar, ambos de 84 años, no les comportan un "riesgo vital" en caso de ser encarcelados y recalca que han sido condenados por delitos graves vinculados a la "corrupción política", puesto que el desfalco del Palau de la Música enmascaró el pago de comisiones ilegales de la constructora Ferrovial a CDC.

En el caso de Millet, subraya la sala que ha sido condenado a pagar 23 millones de euros a la Fundación Palau de la Música y al Consorcio del Palau de la Música, que agrupa a las administraciones que nutren de fondos públicos a la entidad cultural, así como otros 677.904 euros a Hacienda.

Sin embargo, recalca el tribunal, las cantidades consignadas por los acusados para pagar la responsabilidad civil fijada y las derivadas de la venta de varios bienes inmuebles propiedad de Millet "ni siquiera ascienden al 20 %" de las indemnizaciones que se deberían abonar por el desfalco.

En opinión de la sala, las patologías que esgrime Millet para eludir la prisión son la pérdida de agudeza visual y oído, bronquitis crónica, osteoartrosis localizada y limitación funcional de la columna, sin que ninguna de esas dolencias sean un impedimento para ingresar en la cárcel.

"Los informes médicos no revelan que el penado padezca una enfermedad grave con padecimientos incurables", según la sala, que cree que no está acreditado que las dolencias de Millet "comporten un riesgo vital", e insiste en que el saqueador del Palau no está ingresado en ningún hospital ni geriátrico, sino que recibe en su domicilio el tratamiento que precisa.

Para la sala, "no existe base alguna para afirmar que la vida del penado pueda correr riesgo vital por su estancia en prisión", aunque se le deba dispensar en la cárcel la asistencia médica o traslados hospitalarios que precise, así como los cuidados de una tercera persona.

Los mismos argumentos expone la sala para descartar suspender el ingreso en prisión de Osàcar, tras recordar que, aunque éste carece de antecedentes, ha sido condenado a una pena superior a dos años de cárcel por delitos vinculados a la corrupción política.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento