Los nemólogos detectan que los fumadores han presentado pero pronóstico frente a la COVID-19

El consumo del tabaco y otros productos asociados causa 7 millones de muertos al año en el mundo, de los que más de 2.200 se producen en Asturias. Cada día fallecen seis asturianos por esta causa. Dos de cada tres decesos por las consecuencias de esta adicción son hombres.
Mujer fumando un cigarro.
Mujer fumando un cigarro.
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Durante esta pandemia, los neumólogos han detectado que las personas fumadoras o con enfermedades crónicas derivadas del consumo del tabaco han presentado un peor pronóstico y un mayor riesgo de mortalidad por infección del virus SARS-CoV-2, así lo ha manifestado el jefe de Neumología del Hospital Universitario de San Agustín (Avilés), Manuel Ángel Martínez Muñiz.

Por otro lado los profesionales sanitarios advierten que el cigarrillo electrónico y el tabaco calentado pueden favorecer la aparición de una nueva generación de fumadores entre los adolescentes y las mujeres.

La Organización Mundial de la Salud dedica el Día Mundial Sin Tabaco, que se conmemora este domingo, a advertir sobre los peligros que entrañan estos nuevos productos. "Sabemos, porque ya tenemos estudios, que el cigarrillo electrónico ocasiona los mismos problemas que la adicción al tabaco, e incluso nuevas enfermedades neumológicas" ha señalado José Hevia, jefe de Salud Poblacional de la Consejería de Salud.

La enfermera de la Unidad de Tabaquismo del área sanitaria III, VCarmen González indica que "a pesar de que está prohibida la publicidad directa e indirecta del tabaco, llegan a los adolescentes a través de los patrocinios deportivos y musicales, las redes sociales, el cine y la televisión. De hecho, algunos estudios sostienen que una de cada tres películas dirigidas a jóvenes contienen escenas fumando".

El consumo experimental de estos nuevos productos ha aumentado según los datos publicados el año pasado de la Encuesta sobre el uso de drogas en enseñanza en España (Estudes).

Así, el número de adolescentes de entre 14 y 18 años que ha probado los cigarrillos electrónicos se ha incrementado en un 30% desde 2016. Además, un 8,6% reconoce que fuma a diario.

La enfermera Carmen González defiende la ampliación de los espacios públicos libres de humo que desnormalicen el tabaco, así como el trabajo con jóvenes, familias y docentes en la prevención del tabaquismo y las adicciones al alcohol y el cannabis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento