Iglesias acusa a Vox de querer dar un golpe de Estado y Espinosa vuelve a irse de la comisión de reconstrucción

  • El portavoz de Vox abandona muy enfadado la sesión tras enzarzarse con Iglesias y este le pide que "cierre la puerta al salir".
  • El presidente de la comisión, Patxi López, defiende el derecho a la libertad de expresión del vicepresidente segundo.
El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.
El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.
EP
Pablo Iglesias comparece en la comisión de reconstrucción.
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

La comisión de reconstrucción ha comenzado sus trabajos hace muy poco, pero desde luego no ha sido de manera tranquila. Este jueves, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, tuvo un choque con el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, de cuyo partido dijo que le "gustaría dar un golpe de Estado pero no se atreve". Espinosa exigió a Iglesias rectificar, y como éste no lo hizo, abandonó muy enfadado la sesión.

El incidente se produjo casi al final de la comparecencia de Iglesias, invitado este jueves para explicar las pautas que seguirá el Gobierno para la salida de la crisis económica y social provocada por el coronavirus. En su turno de respuesta a los grupos, Iglesias planteaba que es su obligación departir con cualquier representante de los españoles, incluso con Vox, "aunque a veces parezca que más quieren dar un golpe de Estado que proteger la democracia".

Tras esta mención, Espinosa de los Monteros interrumpió a Iglesias pidiendo al presidente de la comisión, Patxi López, que le exigiera una rectificación por su afirmación "tremendamente ofensiva". López ofreció a Iglesias la oportunidad de rectificar, no sin antes defender su derecho a la "libertad de expresión" -que implica "tener que escuchar lo que uno no quiere escuchar"- y afear al portavoz de Vox que tenga la "piel muy fina".

Iglesias no solo rechazó rectificar, sino que puntualizó dirigiéndose directamente a Espinosa de los Monteros que a Vox "les gustaría dar un golpe de Estado, pero no se atreven, porque para eso hay que atreverse, además de desearlo". Ante esta segunda afirmación, el portavoz de Vox recogió sus cosas y se marchó mientras protestaba airadamente por la "vergüenza" que, a su juicio, suponía la "diatriba" de Iglesias.

"Yo no voy a tolerar esto", zanjó Espinosa de los Monteros, mientras Iglesias, en tono irónico, le preguntaba "en qué se traduce que usted no lo vaya a tolerar". "Cierre al salir, señoría", pidió sarcásticamente el vicepresidente segundo al portavoz de Vox mientras se marchaba. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento