Mujeres en el ejército.
El 30% de los participantes en el programa son mujeres.(ARCHIVO). ARCHIVO

Las Fuerzas Armadas incorporaron el pasado año un total 7.381 soldados y marineros, frente a los 9.895 en 2006, lo que representa un descenso del 20,8%, según datos del Ministerio de Defensa. Estos datos se incluyen en una respuesta parlamentaria del Gobierno a la diputada socialista María Jesús Sánchez, quien se interesó por el número de mujeres y hombres que han ingresado en los últimos años en las Fuerzas Armadas, desglosado por Comunidades Autónomas.

El fuerte descenso del número de ingresos de militares de tropa y marinería en los ejércitos el pasado año continúa una tendencia que ya se constató en 2006, cuando se incorporaron 9.895 personas, frente a los 11.145 de 2005, lo que supuso una reducción del 13%.

Las comunidades que menos soldados aportaron fueron Navarra, Cantabria y La Rioja

De los 7.381 nuevas incorporaciones en 2007, 6.224 fueron hombres y 1.157 mujeres, lo que representa el 15,6%. Por Comunidades Autónomas, Andalucía se situó en primera posición al aportar 1.939 nuevos soldados a la plantilla de los ejércitos, de los que 292 son mujeres.

A continuación aparece Canarias, con 843, y Madrid, con 744 personas. Las comunidades que menos soldados aportaron fueron Navarra, con 19, Cantabria, con 43, y La Rioja, con 86. Cataluña aportó 347 nuevos soldados y marineros, y el País Vasco 99.

Menos efectivos que en 2006

Por otro lado, las Fuerzas Armadas disponen de un total de 80.897 soldados y marineros en noviembre de 2008, lo que supone un aumento cercano al 10 por ciento con respecto a los 73.256 de julio de 2006, cuando se aprobó la Ley de Tropa y Marinería, según fuentes del Ministerio de Defensa. Este Departamento atribuye el incremento de efectivos a la mejora de las condiciones de trabajo y de perspectivas laborales que supuso la Ley de Tropa y Marinería.

La figura del reservista de especial disponibilidad, a la que pueden optar los militares profesionales de tropa y marinería con dieciocho años de servicio y con edades comprendidas entre los 45 y los 65 años, ha contribuido al aumento de la incorporación y fidelización de efectivos a las Fuerzas Armadas.

La Ley de Tropa y Marinería establece para los reservistas de especial disponibilidad una paga de doce mensualidades por un importe anual de 7.200 euros, con actualizaciones en función del IPC, compatible con otro trabajo fuera del sector público.